Archivo: ene 2015

Shane D. Johnson y Kate Bowers nos hablarán sobre análisis geográfico del delito en el Crimina at work 15.1

El próximo martes 17 de febrero, el Centro Crímina para el estudio y prevención de la delincuencia celebrará el  Crímina at work 15.1 con título “A brief review of Crime Analysis and Geographic Profiling. Talking about Crime Science”. Esta importante cita criminológica estará protagonizada por la asistencia y participación de dos de las figuras de la criminología europea e internacional más importantes en el análisis geográfico del delito: el Dr. Shane D. Johnson y la Dra. Kate Bowers, ambos pertenecientes al  Jill Dando Institute of Security and Crime Science del Universitly College  of London (UCL), un espacio que, al igual que el centro Crímina, está especialmente interesado por la prevención situacional de la delincuencia.

CRIMINA AT WORK 15.1

El Dr. Shane D. Johnson es profesor y subdirector del Departamento sobre Seguridad y Ciencias del Crimen del UCL. Sus investigación se han concentrado en nuevas vías para la prevención del crimen y el aumento de la seguridad. Autor de más de 70 artículos en las más prestigiosas revistas sobre criminología y ciencia forense, además es editor de varias publicaciones del máximo impacto, como la Encyclopedia of Victimology & Crime Prevention o  Journals of Research in Crime and Delinquency, and Crime Patterns and Analysis. Igualmente, su departamento combina una suerte de multidisciplinariedad para el análisis y la prevención del crimen en la que la arquitectura, economía, ingeniería, geografía, medicina, psicología, estadística y la planificación urbana tienen un protagonismo característico.

Por otro lado, la Dra. Kate Bowers es profesora en Ciencias del Crimen en el Departamento sobre Seguridad y Ciencias del Crimen del UCL y ha trabajado durante casi dos décadas en investigaciones interesadas por el uso de métodos cuantitativos para el análisis y prevención del crimen. Asimismo, ha publicado en más de 7o ocasiones en revistas altamente especializadas y ediciones de textos sobre Crime Mapping. Además, presta sus conocimientos como evaluadora y experta al Crime and Policing Group in the Home Office  de la US Office of the Assistant Attorney General

Durante este Crímina at work 15.1, la reflexión se centrará especialmente en los aspectos ambientales del delito. Estos elementos habían constituido hasta principios de la década de 1970 un campo de estudio escasamente tratado por la investigación científica y con poco interés para la criminología, salvo raras excepciones como las investigaciones de científicos como Quetelet o Guerry en Francia o Fletcher, Mayhew y Booth en Gran Bretaña, componentes estos últimos de la escuela cartográfica de criminología británica. Fueron sin embargo los trabajos de Jeffery, Crime Prevention Through Environmental Design, publicado en 1971 y Defensible Space: Crime Prevention Through Urban Design del arquitecto Oscar Newman en 1972, los que, junto a las investigaciones de la Escuela de Chicago impulsaron definitivamente un cambio en el enfoque del estudio del delito. Ambos postularon la existencia de una relación entre el diseño del espacio urbano y el delito, manteniendo que los cambios en el diseño urbano, el primero y arquitectónico, el segundo, podían contribuir a la reducción del crimen.

Contemporáneo a estos trabajos, Herman Goldstein en 1979 publicó Improving Policing: a Problem-Oriented Policing Approach (Goldstein, 1979) constituyendo uno de los enfoques de trabajo policial más influyentes en los últimos años. Estos, junto a la “elección racional” de Ronald Clarke, constituyen el caldo de cultivo de la prevención situacional del delito. Comprenderlos, entender las bases sobre las que se asientan, es entender los elementos esenciales de la prevención situacional como forma de prevenir la delincuencia.


A continuación, os damos todos los datos relacionados con esta actividad:

Horario:  Martes 17 de febrero de 2015

10.00H Course presentation Prof. Dr. Fernando Miró Llinares. Director del Centro Crímina. Catedrático (acreditado) de Derecho penal de la Universidad Miguel Hernández de Elche
10.30H A brief history of the analysis of crime concentration. Understanding Hotspots. Prof. Dr. Shane Johnson. Professor and Deputy Head of Department at the UCL Department for Security and Crime Science
11.30H Break
12.00H Offender spatial decision-making for everyday and extreme events. Prof. Dr. Shane Johnson. Professor and Deputy Head of Department at the UCL Department for Security and Crime Science 
14.00H Break
16.00H Space-time crime analysis and implications for policing. Prof. Dr. Kate Bowers. Professor in Crime Science at the UCL Department of Security and Crime Science 

 

Si quieres inscribirte en esta actividad, en el siguiente enlace tienes toda la información (pincha aquí).

¿Puede la neurociencia predecir las conductas delictivas?

El pasado 19 de enero, el diario de tirada nacional El País publicó una noticia titulada La neurociencia ya puede predecir el comportamiento. Pero ¿debe hacerlo? En ella, su autor, Javier Sampedro, nos explica algunas de las implicaciones en un futuro a medio-corto plazo que podrán tener las últimas investigaciones en neurociencia, en especial, aquellas relacionadas con la neuroimagen. Como dice en la introducción al artículo: “Los neurocientíficos ya están en condiciones de utilizar una serie de medidas de la funcionalidad cerebral (neuromarcadores) para vaticinar el futuro rendimiento educativo de un niño o de un adulto, sus aptitudes de aprendizaje y sus desempeños favoritos. También sus tendencias adictivas o delictivas, sus hábitos insalubres y su respuesta al tratamiento psicológico o farmacológico”.

En ámbitos relacionados con la criminología y la prevención de la delincuencia todo este tipo de prospectivas sobre la neuroimagen se nos antojan como una suerte de narrativa distópica en la que el “gobierno del futuro” podría estar caricaturizado por el derecho penal del autor o, como en la famosa Minority Report de S.  Spielberg, en un intervención policial basada en el precrimen.

Tanto es así que en la entrevista a los autores de Prediction as a Humanitarian and Pragmatic Contribution from Human Cognitive Neuroscience (Gabrieli, Ghosh & Whitfield-Gabrieli, 2015), estos argumentaron que “en la resolución de delitos, los análisis de neuroimagen tienen el potencial de informar la decisión del juez con una precisión mucho mayor que los actuales dictámenes de expertos“. Sin embargo, y aun sin negar el potencial predictivo de estas técnicas en neuroimagen, la realidad de la prevención del crimen es mucho más compleja, y su alcance va mucho más allá de las paredes del cráneo, involucrando dimensiones sociales y culturales irreducibles a una fotografía neuronal y estrictamente relacionadas con comportamientos delictivos. Nos referimos, pues, a lo que en valoración del riesgo delictivo denominados factores de riesgo.

Hoy en día, toda la comunidad científica los denomina factores de riesgo, pero a lo largo de su evolución criminológica se han ido definiendo como factores predictores, factores incluyentes o factores recurrentes (Serrano Gómez y Fernández Dopico, 1978). Por lo tanto, podemos definir a los factores de riesgo como el conjunto de factores individuales, sociales y ambientales que pueden facilitar e incrementar la probabilidad de desarrollar desórdenes emocionales o conductuales, como el comportamiento delictivo. (Garrido, Stangeland y Redondo,1999).

Fueron Trudel y Puentes-Neuman los que afirmaron que los factores de riesgo pueden ser clasificados en seis ámbitos de procedencia, de acuerdo a la siguiente estructura:

  •  Factores individuales: por ejemplo, sexo masculino, temperamento difícil, alta impulsividad, poco autocontrol, poca autoeficacia, deficientes lazos afectivos.
  • Factores familiares: por ejemplo, déficit en la protección, alimentación y/o educación. Problemas en el apego.
  • Factores ligados al grupo de iguales: pandillismo, consumo de sustancias.
  • Factores escolares: por ejemplo, bajo rendimiento escolar, etiquetamiento negativo, ailamiento, frustración formativa.
  • Factores sociales o comunitarios: por ejemplo barrios marginales o pobres, pandillismo.
  • Factores socioeconómicos y culturales: por ejemplo, referencias culturales (cine, televisión, videojuegos).

En conclusión, si la neuroimagen es capaz de dar cuenta de todo este tipo de factores de manera integral podríamos encontrarnos ante un gran avance, pero no olvidemos que esta fotografía neuronal sería una instantánea de un momento histórico concreto del sujeto (sincrónico), lo que hace estéril a esta técnica para considerar aspectos históricos (diacrónico). Esto es, a diferencia de la dislexia, la cual, según estos autores, podría predecirse en un 81 % de los casos por medio de la neuroimagen en bebés a las pocas horas de nacer, la delincuencia comprende otras dimensiones que no vienen grabadas desde el nacimiento.

Por ahora podemos considerarlo ciencia-ficción…como en Minority Report.

Crímina Centre facing the EU Programme for Research and Innovation (H2020)

Facing the new research framework proposed in Horizon 2020 (H2020), Crímina Centre for the Study and Prevention of Crime is interested in becoming part of initiatives and proposals related to the calls for ‘Fight against crime and Terrorism’ , ‘Cybersecurity, Privacy and Trust’, or another calls related to security and cybersecurity. Additionally, in order to provide a direct response to political, legal and societal priorities identified in European Strategy 2020, the excellence of the scientific basis and the productive collaboration between companies and universities are the keys to the success of the submission of proposals.

For Crímina, as happens with security in physical spaces, the prevention of cyberattacks must be a priority in the digital society that we live in. Due to this, our centre offers potential partners for Horizon 2020 the following plans and technical actions and advice in the social scientific and legal analysis of cybersecurity and fight against crime and terrorism:

Plans and Technical Actions:

  • Surveys about the safe use of ICT for end users, optimizing computer safety of companies, institutions or individuals
  • Development of population surveys related to public management and (cyber-) security, designed by expert methodologists of our Research Centre
  • Studies and surveys of crime prevention in (cyber-) space, offering interesting scientific data about dynamics of (cyber-) victimization and criminal profiling
  • Studies of resources optimization, related to (cyber-) security, by the application of new statistical techniques
  • Certifications of public and private services in (cyber-) security, adapted to the strictest quality standards
  • Implementation of crime analysis systems in (cyber-) space in police forces

Technical and Legislative Advice

  • ICT applied to crime prevention
  • Criminal profiling
  • Security perception
  • Police intervention techniques
  • Actions in emergency situations
  • Research methods in Social Sciences and advice on Statistical Methods
  • Cyberattack prevention for companies, institutions and individuals
  • Rules applied to police forces
  • Legislative action for police officers and private security
  • Criminal and procedural reform

Contact Details:

Francisco Javier Castro Toledo

European R+D manager (H2020)

Mob. (+34) 602 13 60 85

Email: fj.castro@crimina.es

La profesión de detective privado: conoce su día a día

Como bien sabéis, el centro Crímina para el estudio y prevención de la delincuencia cuenta con una amplísima oferta en formación para la especialización de profesionales relacionados con la prevención y tratamiento de la delincuencia y hoy queremos aprovechar este espacio para profundizar un poco mejor en uno de sus títulos propios: el Diploma Superior en Detective Privado. Se trata de un título oficial cuyo objetivo es la habilitación para el ejercicio de las funciones de Detective Privado. Pero ¿cuáles son estas funciones? Nuestra compañera Nuria Rodríguez, criminóloga, detective privado y experta en seguridad publica, nos lo cuenta a continuación.

En primer lugar y para situarnos en el contexto profesional de los detectives privados, resultaría interesante tomar alguna referencia oficial. Por ello, según el Colegio Oficial de Detective Privados de la Comunidad Valenciana, los detectives privados se encargarán, a solicitud de personas físicas o jurídicas, de las siguientes funciones:

  • Obtener y aportar información y pruebas sobre conductas o hechos privados.
  • Investigación de delitos perseguibles sólo a instancia de parte por encargo de los legitimados en el proceso penal.
  • De la vigilancia en ferias, hoteles, exposiciones o ámbitos análogos (grandes superficies comerciales y los locales públicos de gran concurrencia).

A estos efectos, se considerarán conductas o hechos privados los que afecten al ámbito económico, laboral, mercantil, financiero y, en general, a la vida personal, familiar o social, exceptuada la que se desarrolle en los domicilios o lugares reservados. Esto quiere decir, por ejemplo, que un detective privado podrá investigar un caso de infidelidad matrimonial si así lo solicita una persona física, en este caso.

Del mismo modo, sus competencias profesionales también están sujetas a una serie de prohibiciones, como que los detectives privados no podrán realizar investigaciones sobre delitos perseguibles de oficio, debiendo denunciar inmediatamente ante la autoridad competente cualquier hecho de esta naturaleza que llegara a su conocimiento y poniendo a su disposición toda la información y los instrumentos que pudieran haber obtenido relacionados con dichos delitos. Esto es, un detective privado no podrá investigar por su propia cuenta, por ejemplo, un caso de homicidio o asesinato.

Asimismo, en ningún caso podrán utilizar para sus investigaciones medios personales o técnicos que atenten contra el derecho al honor, a la intimidad personal o familiar, a la propia imagen o al secreto de las comunicaciones.

¿Qué instrumentos utiliza un detective en su día a día? A continuación, señalamos algunas de las herramientas que un detective privado debe llevar en su kit:

  • Chaqueta reversible, sombrero o gorra, gafas de sol y una o dos mudas. Un detective privado debe ir siempre preparado con varias prendas de ropa y complementos que pueda cambiarse y despistar en un momento determinado. Las pelucas o bigotes, aunque menos frecuente, también son herramientas útiles para no ser reconocidos.
  • Cámara de vídeo/fotos, gafas o bolígrafo con cámara. Son las herramientas básicas por excelencia, sin ellas no podremos aportar las pruebas necesarias para culminar un informe válido. Un truco muy utilizado por los detectives para grabar o fotografiar a alguien en plena calle es hacerse pasar por turista, cámara en mano, para no levantar sospecha.
  • Coche o furgoneta con cristales tintados. Es, igualmente, un básico para no ser descubierto. Además, es recomendable que sea un coche poco llamativo, cómodo (un detective pasa muchas horas dentro del vehículo mientras vigila al “palomo”), de colores básicos como blanco o gris y con apariencia de coche de empresa. Muchos utilizan rótulos falsos del tipo ‘Muebles Rosablanca’ que sirven para eliminar cualquier tipo de sospecha. También es recomendable usar vehículos cuyas matrículas no sean fáciles de recordar.

Si quieres más información sobre nuestro Diploma Superior en Detective privado, escríbenos a través del siguiente enlace.

Canal de youtube actualizado: entrevista a Nahikari Sánchez y píldora criminológica sobre trastorno de estrés postraumático.

Queremos cerrar la semana compartiendo con vosotros algunos de los nuevos materiales audiovisuales que hemos subido a nuestro canal de Youtube. En concreto, ayer pudimos disfrutar a la presencia de la investigadora y docente del centro Crímina Nahikari Sánchez, quien ofreció una sesión a los alumnos del Máster en Intervención Victimológica y Criminológica (MICv) sobre violencia intrafamiliar. Aprovechando su visita, nuestro periodista en Crímina, Cristian Giner, le hizo una entrevista para nuestra sección Conoce nuestro profesorado, sección que, como bien sabéis aquellos que nos seguís con frecuencia, es el espacio en el que los docentes de nuestros planes de estudios nos hablarán un poco sobre ellos y su relación con la criminología.

Por otro lado, la profesora del centro Crímina y psicología de la UMH Esther Sitges nos cuenta en la sección Píldoras criminológicas algunas de las claves para entender el famoso trastorno de estrés postraumático, trastorno clave para entender muchas de los elementos en las dinámicas de victimización.

Y como os sugerimos siempre, no dejéis de seguirnos a través de las redes sociales, ya sea a través de nuestro Facebook o nuestro Twitter.

Navega en el blog de Crímina a través de sus categorías

Desde el centro Crímina para el estudio y prevención de la delincuencia, queremos inaugurar este año con algunos pequeños cambios que mejoraran vuestra navegación a través de la web de nuestro blog. En otras ocasiones, hemos comentado los cambios realizados en la web principal para mejorar la visibilidad de los seminarios y talleres que se van celebrando cada año (ver entrada aquí). Hoy, queremos centrarnos en aumentar la visibilidad de las diferentes categorías que componen el blog del centro, y que vamos actualizando cada semana. De este modo, tendréis acceso al contenido que más os interese y ver entradas anteriores relacionadas temáticamente.

CATEGORIAS BLOG

Y no olvidéis seguir todas las novedades del centro a través de nuestro twitter (@CriminaUMH), perfil de Facebook o canal de Youtube.