Archivo: may 2016

Criminóloga Social o sobre cómo conseguí alcanzar la criminología desde el trabajo social

En cierto modo, yo también conquisté mis deseos: estudié el Máster en Análisis y Prevención del Crimen en el curso 2013/2014, en su primera edición. Previamente, y siguiendo mis impulsos, había estudiado la Diplomatura en Trabajo Social, la Licenciatura en Criminología y el Grado en Trabajo Social, además de multitud de cursos complementarios. Por desgracia, en cualquiera de las profesiones dedicadas a atender o ayudar a otras personas, la necesidad de especialización es constante. Concretamente, el Trabajo Social se ve obligado a luchar continuamente contra el intrusismo laboral pues, aunque exista muy poco reconocimiento, se trata de una profesión en sí misma, capacitada para el ejercicio. Todo ello, unido a los continuos cambios sociales, acaba por empujarnos a tomar un camino paralelo, a ser posible, no demasiado alejado de nuestros intereses.

Quizá fue a partir de ese momento cuando fijé mi atención en la investigación y la docencia. Por ello, puedo decir que mi formación se ubica a caballo entre el Trabajo Social y la Criminología, disciplinas que han pasado a formar un currículum completamente multidisciplinar donde la investigación de variables sociales y su relación con la comisión de hechos delictivos se convertirían en mi principal objetivo.

Elegí el Máster en Análisis y Prevención del Crimen por numerosas razones, primera y principal porque me permitiría el acceso a un futuro doctorado en criminología. Haber estudiado la antigua licenciatura me había dejado un buen sabor de boca: había conseguido poner en práctica todas las herramientas de investigación social adquiridas en nuevos contextos, siendo el doctorado una puerta abierta hacia la investigación y, por qué no, hacia el ejercicio de la docencia, una de mis principales metas.

Uno de los puntos fuertes de este máster lo constituye su contenido en materia de metodología de investigación. Como trabajadora social, ya disponía de las técnicas y los instrumentos adecuados, pero necesitaba profundizar en su aplicación en nuevos ámbitos; y es que, en realidad, todas las profesiones sociales podríamos darnos la mano, pues existe un hilo invisible e inquebrantable que nos une.

Evidentemente, los completos contenidos sobre la base de la detección, el análisis y la prevención del crimen en colectivos concretos supone el aspecto más llamativo. El trabajo social guarda una estrecha relación con numerosos colectivos en riesgo de exclusión, donde algunas de sus características se convierten en factores de riesgo para convertirlos en víctimas o en perpetradores de delitos. La criminología se convierte, por tanto, en la mejor elección a la hora de atender necesidades de manera directa, pudiendo resumir esta vocación en dos palabras: Criminología Social.

El máster cumple, por tanto, las expectativas iniciales: además, a ser completamente online, permite ser combinado con cualquier otra actividad, todo ello por no hablar de la posibilidad de interacción entre alumnos. De hecho, a través de mi etapa estudiantil conocí a grandes profesionales pero, sobre todo, grandes amigos.

En cierto modo, tener un currículum tan variado ha contribuido a impulsar mi proyecto de emprendimiento: tras varios años de desempleo intentando darle forma, por fin este año he conseguido comenzar como formadora e investigadora autónoma, ofreciendo tutorización y apoyo en proyectos de investigación, clases particulares, charlas, seminarios, etc. Este será el primer paso, antes de alcanzar el tan ansiado doctorado.


AUTORA: Verónica Cano Alarcón. Diplomada y Graduada en Trabajo Social. Licenciada en Criminología.VeronicaCanoBlog

Entrevista a D. Garriga en “El mundo Crímina”

Hace unas semanas, celebrábamos en el centro Crímina el seminario de enorme éxito Terrorismo Yihadista: Riesgo, análisis y respuestasA lo largo de aquella jornada, profesionales de diferentes ámbitos del análisis y la prevención del yihadismo compartieron sus investigaciones más recientes con nosotros. Entre ellos, D. David Garriga (Criminólogo con especialización en yihadismo y colaborador con Policía  y es autor de varios libros, como YIHAD. ¿Qué es? o Las legiones de Satán. Asesinos en serie en tierras del Islam), quien ha centrado su atención en perfiles de los radicalizados y reclutadores, el yihadismo en España y Daesh en Occidente, así como las amenazas de Daesh, la guerra secreta en Siria y la intervención militar en el conflicto.

Aprovechando su visita, lo invitamos a participar en El mundo Crímina es el programa radiofónico conducido por Zora Esteve, docente e investigadora del Centro Crímina para el estudio y prevención de la delincuencia de la UMH. Para aquellos que no lo conozcan, durante el programa nos hablará sobre los investigadores que están detrás de las aportaciones criminológicas más actuales, entrevistará a algunos de los profesionales de la criminología más importantes de nuestro país y nos contará todos aquellos oscuros casos que han pasado a formar parte de la historia del crimen.

Puedes escuchar el programa al completo en el siguiente enlace (pincha aquí).

El lado práctico de la criminología que no ves durante la carrera

Al terminar la carrera es inevitable que no se pase por tu mente la típica pregunta de ¿Y ahora qué? ¿Qué hago y hacia dónde me dirijo? Y tal vez todavía más si eres criminólogo. Durante los años que estuve estudiando el grado, el pesimismo parecía ser algo constante, tanto que hasta se contagiaba y se convertía en rutina. Parecía que la única solución era opositar si no querías acabar en el paro. Sin embargo, por supuesto que existen muchas más vías de escape, y la mía fue estudiar el Máster en Intervención Criminológica y Victimológica.

Tras darle muchas vueltas, consideré que no estaba lo suficientemente preparada como para emprender el viaje hacia el mundo laboral. Creí adecuado seguir formándome con el fin de especializarme en una rama más concreta de la criminología, pues la carrera tan solo proporciona los cimientos de una estructura que hay que reforzar día a día. Buceando por la red me topé con Crímina y su variedad formativa. Enseguida me llamó la atención el máster en intervención. Fue como una especie de click: una mezcla entre ilusión, alegría, nervios y por qué no, también incertidumbre.Me pareció interesante la idea de poder elegir modalidad entre intervención con víctimas o intervención con delincuentes, en función de las preferencias de cada uno. Además buscaba un Máster que fuera oficial, por la posibilidad de poder acceder al doctorado en un futuro. Y es que a mí, particularmente, me apasionaba la idea de poder aprender más sobre cómo intervenir, cuáles son los métodos que se utilizan, qué guía seguir para poder realizar la intervención más adecuada y básicamente, qué es lo que normalmente hay que hacer cuando se tiene un caso encima de la mesa.

Me gustaría destacar la amplia variedad de profesorado elegido cuidadosamente, cada uno como experto en una materia. Otro punto a favor son asignaturas como Valoración del Riesgo de delito, en la que se conocen las distintas herramientas que se pueden utilizar, aplicadas al caso concreto, con el fin de valorar el riesgo de reincidencia o de ser víctima potencial, entre otros ejemplos. Con estos instrumentos se podrá saber qué factores de riesgo minimizar y qué factores de protección potenciar y así llevar a cabo la mejor y más individualizada gestión posible. Otra asignatura que suele gustar mucho por su practicidad es Criminología Forense, en la cual se aprende a hacer un informe criminológico, algo de gran importancia cuando de futuro laboral se habla.

Por todo ello, compañeros criminólogos, no dudéis en estudiar el Máster en Intervención Criminológica y Victimológica. Os abrirá un mundo de posibilidades.


IMG_4946
Autora: NAOMI ZARAGOZA CUENCA (alumna del MICv de CRÍMINA)

¿Por qué siendo periodista hice un máster en criminología?

En los medios de comunicación, sea periódicos, televisiones, radios o ámbitos digitales, se suele pedir especialización para ocuparte de los temas económicos, e incluso deportivos. Es lógico, puesto que si tratas un tema en concreto, lo normal sería que supieses de qué hablas. Sin embargo, en unos aspectos tan influyentes en la sociedad como son los sucesos, esa especialización no ocurre.

Estudié periodismo y, aunque acabé la carrera hace seis años, llevo más de diez trabajando en distintos ámbitos de la comunicación. Desde esa perspectiva, lo que comento se ve muy claro. Los periodistas dan (damos) noticias sobre temas tan polémicos y sensibles como son, muchas veces, los que tienen que ver con la criminología, con las fuerzas de seguridad, con crímenes, con violencia, y lo hacemos sin formación concreta, más allá de las habilidades de cada uno como periodista y comunicador. A diario hay quien se echa las manos a la cabeza por falta de rigor o, incluso simplemente, de sensibilidad a la hora de dar una noticia o tratar un tema. Pero no es tal falta de rigor, sino falta de formación. Y es algo que, hasta hace poco, ni siquiera se planteaba, pero que con la evolución de nuestra sociedad y, sobre todo, de las nuevas tecnologías y la difusión que proporcionan a cualquier información, se está haciendo cada vez más necesario.

Debo puntualizar que la criminología es un ámbito que siempre me llamó la atención, incluso estuve a punto de hacer la carrera, pero al final me decanté por el periodismo. Con esa espinita clavada (y con ganas de quitármela de encima) y con la conciencia de que en mi campo laboral hacía falta más formación en ese sentido, decidí embarcarme en el Máster en Análisis y Prevención del Crimen del Centro CRIMINA. Y no me ha decepcionado. Con estos estudios, he logrado una formación muy importante sobre cómo tratar esa información y, si antes lo intuía, ahora sé que los periodistas que se ocupan de estos temas deben (deberían) tener una formación adecuada en este campo. La criminología tiene recovecos que son totalmente desconocidos para la mayoría y que dotarían de una sólida base a la información que damos a la sociedad.

Pero no es lo único que ofrece el Máster, claro. Durante un curso, pude conocer aspectos que son muy interesantes de las teorías criminológicas y las técnicas de prevención del crimen, algo que puede sonar muy fuerte pero que es muy sencillo de ver en la práctica y aplicar a situaciones reales. Los contenidos son amplios pero necesarios y muy completos. Son aspectos que pueden parecer alejados de la comunicación, pero no por ello dejan de ser ni menos interesantes, ni menos importantes.

Si los compañeros de profesión me preguntan, les diré que estoy más que convencida de que el Máster ofrece una formación suficiente para enfrentarse a los temas criminológicos y hacer una buena comunicación.

Y la prueba de que me enganchó es que, tras finalizar, comencé a realizar el Doctorado con el Centro Crímina, dentro del Programa Interuniversitario de Doctorado en Criminología, con la intención de ahondar más en estos aspectos y poder aportar mi granito de arena a la investigación criminológica, que considero tan necesaria hoy en día.


Autora: Amelia Pomares (exalumna del Máster en Análisis y Prevención del Crimen y doctorando del centro Crímina)
Foto: https://notesfromachair.files.wordpress.com/2015/03/movies-ncrawler-103114-videosixteenbynine540.jpg

El papel de la mujer en el yihadismo: entrevista a Carola García-Calvo

Durante los días 4 y 5 de mayo, el centro CRÍMINA celebraron el exitoso seminario “Terrorismo Yihadista: Riesgos, análisis y respuestas”. Entre los muchos temas que trabajaron en profundidad, uno de los más interesantes fue el papel de la mujer en la movilización yihadista que, en principio, puede pasar desapercibido, y a pesar de que la ideología que da forma al terrorismo yihadista no apoya que haya mujeres que lleven a cabo actos terroristas, la evolución de la mujer en este campo ha sido muy notable en los últimos años. Esto lo sabe bien Carola García-Calvo, investigadora del Real Instituto Elcano y profesora y coordinadora del Máster universitario en Estudios sobre Terrorismo de UNIR, quien asegura que el yihadismo utiliza muchas veces a estas mujeres para un mayor impacto mediático, aunque insiste en que el papel predominante que soportan es mucho más estático que el de los hombres.

IMG_0459

(más…)

Queda abierto el plazo de preinscripción de los títulos propios del Centro Crímina

Desde hoy queda abierto el plazo de preinscripción en las titulaciones propias que conforman la oferta formativa del Centro Crímina para el estudio y prevención de la delincuencia.

Sin título

En primer lugar, el Diploma Superior online de Detective Privado es un título que imparte el Centro Crímina de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, reconocido por la Comisaria General de Seguridad Privada (con fecha 17 de julio y con registro de salida 25658) a los efectos de habilitación para el ejercicio de la función de Detective Privado, de acuerdo con el articulo 54.5.b del Reglamento de Seguridad Privada. Este Diploma online está dirigido a quienes deseen obtener la licencia de Detective Privado del Ministerio del Interior, que habilita para el desarrollo de las funciones correspondientes a esta profesión conforme a la Ley de Seguridad Privada y el resto de normativa complementaria en vigor.

Si quieres más info o hacer la preinscripción, pincha en el siguiente enlace.

El Centro Crímina de Elche para el estudio y prevención de la Delincuencia presenta una nueva edición del Título Propio de Diploma Superior en Seguridad y Ciencias Policiales de la Universidad Miguel Hernández de Elche. Este Diploma Superior es una apuesta por la formación de policías eficaces en la prevención e investigación de la delincuencia y la de futuros profesionales con amplios conocimientos en las materias relacionadas con la seguridad pública y privada. A través del Título Propio de Diploma Superior en Seguridad y Ciencias Policiales, El Centro Crímina prepara con éxito a sus estudiantes para el acceso a profesiones de futuro o para el mejor desarrollo de su actividad profesional.

Si quieres más info o hacer la preinscripción, pincha en el siguiente enlace.

Finalmente, El título online de Experto Universitario en Gestión y Dirección de Seguridad, da acceso a la obtención de la Tarjeta de Identificación Profesional (TIP), provista por el Ministerio del Interior (Orden INT/318/2011), que capacita para desarrollar profesiones cuyo objetivo es el estudio, la preparación y el desarrollo de los planes de seguridad en: aeropuertos, hospitales, campus universitarios, centros comerciales, estadios deportivos, estaciones ferroviarias y, en definitiva, aquellas instalaciones que necesitan dispositivos de seguridad complejos e indispensables para un buen desarrollo de su actividad.

Si quieres más info o hacer la preinscripción, pincha en el siguiente enlace.

Abierto el primer plazo de preinscripción de los másteres oficiales del centro Crímina

Hasta el próximo 4 de julio estará abierto el primer plazo de preinscripción de nuestros dos másteres oficiales: el Máster Oficial en Análisis y Prevención de Crimen (MAPc) y el Máster Oficial en Intervención Victimológica y Criminológica (MICv), ambos másteres oficiales únicos en España e Iberoamérica. 

El primero de ellos, el Máster Oficial en Análisis y Prevención del Crimen, ofrece una especialización moderna para criminólogos, policías, responsables políticos y técnicos, y profesionales de la seguridad, la prevención de la delincuencia y el tratamiento del delito. Este posgrado oficial online en criminología consta de 60 ECTS, diseñado para realizarse en un curso lectivo, y se imparte desde octubre a junio de.

Pincha aquí si quieres más información acerca de este máster oficial.

Por otro lado, el MásteMaster_Criminologiar oficial en Intervención criminológica y Victimológica  esta destinado a la formación integral de los profesionales de ámbitos relacionados con áreas criminológicas y la justicia criminal, dotando al alumno de las destrezas necesarias para evaluar e intervenir en el ámbito individual y social, promoviendo y mejorando los aspectos preventivos relacionados con el delito, la delincuencia y la victimización. El Máster en Intervención Criminológica y Victimología, ya sea online o semipresencial, consta de 60 créditos ECTS y se imparte desde octubre a junio.

Pincha aquí si quieres más información acerca de este máster oficial.