Categoría: Investigación

CRIMINA busca participantes para su nuevo experimento (presencial) sobre uso seguro de las TIC

El centro CRÍMINA para el estudio y prevención de la delincuencia de la Universidad Miguel Hernández de Elche necesita participantes para un nuevo experimento criminológico sobre uso seguro de nuevas tecnologías de la información y la comunicación para la búsqueda de contenidos concretos en Internet.

A continuación os dejamos todos los detalles acerca de cómo participar en el estudio:

CRITERIOS PARA PARTICIPAR

Estar actualmente cursando alguna titulación universitaria (grado o posgrado)

LUGAR DE DESARROLLO

Los participantes deberán trasladarse a las instalaciones del centro CRÍMINA (Edif. Hélike, Campus de Elche) para la realización de la sesión.

DURACIÓN DE LA SESIÓN

15 minutos

FECHA (posibilidad de elección entre horarios de mañana y tarde)

  1. Entre el 22 y el 27 de mayo (Grupo 1)
  2. Entre el 5 y el 10 de junio (Grupo 2)

COMPENSACIÓN POR PARTICIPAR

Se sortearán 2 paquetes vacacionales (smartbox) para dos personas entre todos los participantes.

FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN (cerrada)


 

FOTO: http://3.bp.blogspot.com/-I4L4nobENBc/VR-lBkGIO7I/AAAAAAAACG4/kd7bhjh-Ins/s1600/recursos.jpg

Prevenir el Bullying desde la educación emocional

Cordelia-Estevez1Profa. Cordelia Estévez

Psicóloga. Investigadora asociada en Centro CRIMINA.

El psicólogo Dan Olweus fue el primero en investigar el fenómeno de bullying en Noruega en 1993.Lo definió como una “conducta de persecución física y/o psicológica que realiza un/a alumno/a contra otro/a, al que escoge como víctima de repetidos ataques. Esta acción, negativa e intencionada, sitúa a la víctima en una posición de la que difícilmente puede escapar por sus propios medios. La continuidad de estas acciones provocan en la víctima efectos claramente negativos como descenso en la autoestima, estados de ansiedad e incluso cuadros depresivos, lo que dificulta su integración en el medio escolar y el desarrollo normal de los aprendizajes” (Olweus, 1993).

El acoso escolar aparece de manera heterogénea entre los estudiantes de primaria y secundaria (Piñuel y Oñate , 2007) y no sólo se expresa mediante conductas de agresión física (Díaz-Aguado, 2005). El acoso escolar puede ser Físico, se caracteriza por el empleo de agresiones físicas y puede ser directo (puñetazos, empujones, patadas, etc.) o indirecto (robo, destrucción de ropa, material escolar y otro tipo de bienes pertenecientes a la víctima);Verbal, el más frecuente. Predominan los insultos, burlas, motes, menosprecios en público para poner en evidencia a la víctima, etc; Psicológico, este tipo de acoso es muy dañino para las víctimas, ya que debido a las amenazas, intimidación,  chantaje, manipulación, etc.,  les provocan un estado de miedo e inseguridad continuo además de afectar a su autoestima, o Relacional, cuando consiste en marginar y excluir a la víctima, no dirigirle la palabra e incluso se presionar a otros alumnos para que no se relacionen con ésta.

En general, estos actos, que muestran un alto grado de inadaptación social en las personas implicadas y una carencia considerable de habilidades sociales (Swearer, 2000), suelen tener lugar en las instalaciones escolares, en los alrededores del centro o en las actividades extraescolares y llevarse a cabo fuera del alcance de la vista de los adultos, por lo que suelen pasan inadvertidas y complicar así, su detección precoz.

Actualmente sabemos que se dan casos de acoso y violencia escolar en casi todos los centros educativos, y que dependiendo del curso y del momento, se pueden encontrar implicados en estos entre un 22% y un 35% de los alumnos, los chicos en mayor medida que las chicas y extendido a ciclos educativos de primaria (Cerezo, 2009). En España, Iñaki Piñuel, autor del informe Cisneros X sobre acoso y violencia escolar en 2006, sitúa el índice de incidencia en torno al 23% y fija el pico más alto en la educación primaria concluyendo que alrededor del 40% de los niños de 7 a 9 años padece una situación de bullying.

Todo esto nos lleva a la convicción de que para elaborar estrategias preventivas, es necesario conocer el perfil psicológico de los menores implicados en el bullying, sean agresores o víctimas, y  utilizar esta información como guía en los planteamientos psicoeducativos , ya que seguramente  aporten estrategias útiles que prevengan y fortalezcan a los escolares ante la posibilidad de verse implicados en situaciones de violencia o acoso. Afortunadamente, conocemos ya bastante acerca de los rasgos o aptitudes emocionales más característicos asociados a estos papeles en el bullying

En referencia al perfil de la víctima, un estudio realizado por  Cerezo en 2001 pone de manifiesto que las víctimas de acoso escolar tienen puntuaciones mas bajas en autoestima así como menos habilidades de comunicación que sus compañeros  no implicados en bullying .Por otro lado varios estudios señalan el hecho de que tanto la baja regulación emocional como la dificultad en la expresión de emociones pueden ser posibles predictores de victimización (Garner y Lemerise, 2007) . En lo que respecta al agresor, vemos que  aspectos como la empatía, la responsabilidad social o el manejo del estrés están por debajo  de lo esperado. (Melchor y Estévez, 20017)

Estos resultados definen el modelo de intervención y la guía a seguir para desarrollar el programa de prevención que desde el Centro CRIMINA se ha diseñado. Este programa tiene como marco teórico por un lado el modelo mixto de Inteligencia Emocional de Reuven Bar-On , que define desde una perspectiva mixta, las habilidades sociales y emocionales que conforman la Inteligencias emocional general y por otro lado el del aprendizaje vicario de Albert Bandura que incide en el poder de los modelos en el proceso de aprendizaje en la infancia. Este programa  integra todos los aspectos considerados relevantes en la bibliografía para lograr los objetivos de mejora del clima en  el  aula y disminución de la agresión y el acoso escolar. Consta de talleres  psicoeducativos  para  niños de entre 8 y 12 años destinados a mejorar  competencias emocionales , utilizando  como vehículo educativo y motivador distintos Súper-héroes diseñado para cada sesión; Estos,  representan  los valores prosociales , de respeto , responsabilidad social y tolerancia que se pretenden trasmitir. Por otro lado el programa incluye la formación a padres y profesores como elemento fundamental de la intervención integral  y el control situacional de las agresiones en los centros.

 bullying

 REFERENCIAS

Cerezo, F. ( 2001) . Variables de personalidad asociadas en la dinámica bullying (agresores versus víctimas) en niños y niñas de 10 a 15 años . Anales de psicología 17, 37-43

Bullying: análisis de la situación en las aulas españolas International Journal of Psychology and Psychological Therapy  9, 3, 367-378

Díaz-Aguado,M.J. (2005)  La violencia entre iguales en la adolescencia y su prevención desde la escuela. Psicothema 17 (4) 549-558

Garaigordobil,M. Oñederra,J. ( 2010) Inteligencia emocional en las víctimas de acoso escolar y en los agresores. European Journal of Education and Psychology 3,( 2). 243-256.

Garner, P. W. y Lemerise, E. A. (2007). The roles of behavioral adjustment and conceptions of peers and emotions in preschool children’s peer victimization. Development and Psychopathology, 19, 57-71.

Olweus, D. (1993). Conductas de acoso y amenaza entre escolares. Madrid: Morata, 1998 (fecha de la edición en castellano).

Piñuel I y Oñate, A (2007): Acoso y Violencia Escolar en España: Informe Cisneros X. Ediciones IIEDDI.

Ttofi,M & Farrington,D. (2011). Effectiveness of school-based programs to reduce bullying: a systematic and meta-analytic review . J Exp Criminol 7:27–56

Swearer, S. M. (2000): Bullying and Victimization Description, Assessment and Guidelines for Intervention. University of Nebraska. Lincoln. September, 25.

 

 

 

 

¿Mejoramos la intervención en los Centros de Menores? Los factores de protección como puntales para la mejora en la intervención criminológica con menores.

nahikariAutora: Nahikari Sánchez (@NahikariSanchez)

Criminóloga. Docente y coordinadora (online) del Máster en Intervención Criminológica y Victimológica.

En el contexto de la intervención criminológica con menores, dentro de la actividad de valoración del riesgo de violencia juvenil, hasta el momento se ha dado un mayor peso a los factores de riesgo, analizando por lo tanto aquellas circunstancias del menor que hacen que el riesgo de que vuelva a cometer hechos delictivos sea mayor (Otto y Douglas, 2010).

Es decir, analizamos aquellos apartados de su vida más conflictivos, complicados, problemáticos y los gestionamos (intervenimos sobre ellos) para que ese menor no siga, por ejemplo, consumiendo drogas o alcohol, intentando que no sea impulsivo, que mejore su forma de afrontar los problemas…etcétera (Loeber y Farrington, 1998). Nos basamos, por lo tanto, en sus aspectos más negativos, que puedan ser objeto de intervención (factores de riesgo dinámicos).

 1

Esta forma de abordar el tratamiento es fundamental, pero no única ni la más efectiva, según la evidencia científica. Son muchas las investigaciones que destacan que si trabajamos no con factores de riesgo sino con factores protectores (Farrington y Whels, 2012), es decir, sobre los aspectos más positivos de los menores que hacen, de manera directa o indirecta, que el menor tenga menos probabilidad de que vuelva a reincidir en su conducta antisocial, la gestión del riesgo da lugar a resultados mucho más efectivos.

Así, apoyar su perseverancia, sus metas realistas en el futuro, los vínculos prosociales con familiares y menores de su misma edad, etcétera, resultan igual o más adecuados para evitar la reincidencia (Medina Ariza, 2011), y el tratamiento sobre los mismos es mejor aceptado por menores (siempre es más positivo que te refuercen lo positivo que tienes antes de que te estén recordando todo lo negativo), y los profesionales, que disminuyen, además, el “quemado” profesional al disfrutar de los avances sobre aspectos favorables de los menores (Sánchez-Herrero, 2016). El análisis, por lo tanto, de estos factores de protección específicos para cada menor, junto con los factores de riesgo (que no deben olvidarse en ningún momento) hacen que la intervención sea mucho más eficaz (Sánchez-Herrero, N, 2011).

También debemos apuntar que así como existen herramientas de valoración del riesgo de violencia juvenil generales (como el SAVRY, creada en 2003 por Borum, Bartel y Forth, y adaptada al castellano y catalán por Valles y Hilterman en 2007) y específicos para determinadas conductas delictivas (ERASOR, enfocado a menores con conductas de agresión sexual, creada en 2001 por Worling y Curwen, y adaptada al castellano por Villegas, Sánchez-Herrero, Hilterman y Siria, en 2010), las herramientas basadas en factores de protección pueden completar cualquiera de las intervenciones específicas (SAPROF:YV, creada en 2014 por de Vries, Geers, Stapel, Hilterman y de Vogel, y adaptada al castellano por Villegas, Hilterman y Poch, en 2016), con gran éxito.

 2

Y, como es fundamental en cualquier intervención basada en la ciencia criminológica, analizamos la evidencia científica de las intervenciones basadas en los factores de protección y su eficacia en la disminución del riesgo de reincidencia,  en el desistimiento delictivo (Rennie y Dolan, 2010) y la reincidencia violenta para los adolescentes (Lodewijks Ruiter, y Doreleijers, 2010).

Sin duda, se trata de un ámbito de investigación criminológica llave para la mejora en la en la intervención actual en adolescentes y jóvenes con conductas violentas.


REFERENCIAS

 Borum, R.; Bartel y Forth (2000), SAVRY Structured Assesment of Violence Risk in Youth. Traducción al catalán y castellano: Vallés, L y Hilterman (2006). Barcelona: Centro de Estudios Jurídicos y Formación Especializada

Farrington, D. P. y Whels, B. (2012). The Oxford Handbook of Crime Prevention. Oxford: Oxford University Press

Hare, R. (1995). Hare Psychopathy Checklist-Revised (PCL-R). Toronto, Canadá: Multi-Health System, INC

Loeber, R. y Farrington, D.P. (1998). Serious and violent juvenile offenders: Risk factors and successful interventions. Thousand Oaks: Sage

Loeber, Rolf. Farrington, David P. (2011). Young homicide offenders and victims: risk factors, prediction, and prevention from childhood. New York; London: Springer

Medina Ariza (2011). Políticas y estrategias de prevención del delito y seguridad ciudadana.  Buenos Aires: Edisofer

Otto, R.K. y Douglas, K.S. (2010). Handbook of violence risk assessment. Nueva York: Taylor & Francis

Sánchez-Herrero, N. (2011). Agresores sexuales juveniles: ¿existe un tratamiento eficaz?. Boletín Criminológico, 126. Instituto andaluz interuniversitario de Criminología

Sánchez-Herrero, N. (2016). Evaluación del riesgo de violencia juvenil: Los factores de protección como clave para la mejora en la intervención criminológica. En Rámila Díaz, N.J., Pérez Suárez, J.R y Briggs, D. La criminología del hoy y del mañana. Madrid: Dykinson.

La criminología frente a la evaluación del riesgo de violencia

39Autor: Ismael Loinaz (@IsmaelLoinaz)

Psicólogo y criminólogo. Profesor en Máster en Intervención Criminológica y Victimológica. 

En la historia de la predicción delictiva la criminología ha tenido un papel protagonista. En aproximadamente 100 años de recorrido, podemos encontrar trabajos relevantes como los del matrimonio Glueck en la década de 1930 (centrados entre otras cosas en las carreras delictivas) o el manual editado por Farrington y Tarling en 1985 (Prediction in criminology) entre otros muchos. Otros desarrollos relevantes para la criminología provienen de la psicología, como el modelo Riesgo-Necesidad-Responsividad de Andrews y Bonta. Pese a ello, se ha producido una desconexión entre la investigación internacional en evaluación del riesgo y la práctica en criminología, desconexión que en España se plasma en la escasez de contenidos formativos específicos sobre la temática en muchos de los planes de estudio.

La evaluación del riesgo es multidisciplinar y “cualquier” profesional formado en la técnica puede ser considerado apto para realizar valoraciones. Sin embargo, la condición indispensable es dicha formación específica y no así la titulación universitaria de la que se provenga. Ni psicólogos, ni criminólogos, ni psiquiatras, por el mero hecho de serlo, son expertos en la predicción del riesgo de violencia. Ninguno de estos estudios garantiza una formación en la temática, aunque sí es cierto que solo los dedicados a la salud mental podrán ser capaces de valorar las características psicopatológicas, mientras que los dedicados al mundo criminológico tendrán más conocimientos sobre cuestiones delictivas.

La criminología es seguramente la disciplina que más sabe sobre la violencia humana. Pese a ello, pierden sentido algunas de las reclamaciones que se hacen en la lucha por el merecido espacio profesional, para las numerosas promociones de graduados, cuando se invierten más horas de formación en cuestiones que como profesionales no van a poder poner en práctica (como el tratamiento psicológico o el enjuiciamiento criminal) y se puede llegar a no invertir ninguna en una cuestión vital y con demanda social como la evaluación del riesgo para la que, además, es solo la formación lo que garantiza la adecuación para su puesta en práctica. Muchos estudios de postgrado también forman a sus alumnos en evaluación del riesgo, pero, en algunos casos, el grado en criminología no es una vía de acceso. Junto a la formación académica, los talleres especializados son otro recurso formativo, necesario incluso para aquellos que ya conocen la materia, pero deben actualizarse o ampliar conocimientos. Una sensación agria, compartida por algunas colegas de formación y profesión, es tener que recomendar que estudien otra carrera (psicología especialmente) a muchos alumnos que se ven con las manos atadas tras terminar criminología. Por ello, no debemos perder la oportunidad de dotar a las nuevas promociones de expertos, que año tras año se incorporan al mundo laboral, de las herramientas formativas necesarias para destacar como profesionales dedicados a la evaluación del riesgo.

Con el Manual de evaluación del riesgo de violencia (Ed. Pirámide, 2017) se ha pretendido hacer un aporte a la formación en la materia en el contexto de habla hispana. Se espera que pueda servir como hilo conductor de nuevos desarrollos y permita a aquellos interesados en la disciplina mejorar los conocimientos y la correcta aplicación del procedimiento. Alumnos de criminología en especial, pero también de ramas como la psicología, el derecho o el trabajo social entre otras, cuentan con un nuevo recurso valioso para mejorar su formación. El manual aborda de manera sintetizada la evolución histórica de la disciplina, los fundamentos técnicos y metodológicos y el proceso de aplicación con una explicación pormenorizada de los 7 pasos que estructuran el juicio profesional estructurado en la actualidad. Además, se han incorporado capítulos específicos con las principales herramientas disponibles para las formas de violencia más habituales (inespecífica, sexual, de pareja y juvenil) y uno dedicado a formas menos prevalentes, pero de interés, incluida la radicalización. En el último capítulo se aborda la valoración del riesgo en mujeres violentas, una temática especialmente desatendida.

Por todo lo dicho, podemos considerar este manual una referencia de fácil acceso pero con el detalle suficiente para permitir el conocimiento preciso de debates, técnicas y herramientas. Espero y deseo que este granito de arena ayude a que la criminología encuentre su lugar en el terreno profesional español y que la formación de las nuevas generaciones de criminólogos sea cada vez más realista y cercana a las posibilidades de aplicación.

 portada completa

REFERENCIAS

Andrews, D. A. y Bonta, J. (2010). The psychology of criminal conduct (5.ª ed.). New Providence, NJ: LexisNexis.

Farrington, D. P. y Tarling, R. (eds.) (1985). Prediction in criminology. Albany, NY: State University of New York Press.

Glueck, S. y Glueck, E. (1930). 500 criminal careers. Nueva York, NY: Knopf.

Glueck, S. y Glueck, E. (1934). Five hundred delinquent women. Nueva York, NY: Knopf.

Glueck, S. y Glueck, E. (1934). One thousand juvenile delinquents. Cambridge, MA: Harvard University Press.

Loinaz, I. (2017). Manual de evaluación del riesgo de violencia. Metodología y ámbitos de aplicación. Madrid: Pirámide.

Una reflexión sobre la Grand Theory y la utilidad del Alcance Medio

P8V5n4CL_400x400Autor: Asier Moneva

Criminólogo. Estudiante del Máster en Análisis y Prevención del Crimen.

En muchas ocasiones, tratamos de explicar el fenómeno delictivo aplicando grandes teorías criminológicas que pretenden abarcar todo el fenómeno criminal. De hecho, la finalidad de la denominada Grand Theory es la explicación del crimen en su totalidad. Sin embargo, se ha observado a lo largo de los años que, cuando queremos aplicar estas teorías en un contexto práctico, surgen ciertas carencias. El Profesor José R. Agustina escribe un artículo en 2012 en el que refleja la existencia de este problema en la Criminología. La misma dificultad ha sido identificada por autores como Marcus Felson (2006) o Adolfo Ceretti (1992), el cual piensa que este es uno de los motivos por los que la Criminología se encuentra en un estado de profunda crisis, de estancamiento. Como criminólogos debemos tratar de abordar esta problemática, huyendo de constructos teóricos demasiado grandes y aplicando la prevención a un fenómeno delictivo determinado a través de teorías de nivel medio, demostrando su aplicación práctica concreta

No obstante, no podemos renunciar al valor de la teoría criminológica como elemento estructurador de las estrategias a seguir a la hora de abordar el crimen, trabajando para su control y haciendo un esfuerzo para alcanzar su comprensión. En este sentido, se pronuncia John Eck (2007):

Theory is the guide for all deliberate actions. Consider any profession in which the practitioners are routinely confronted with problems. They must use their training and experience to solve. They have to be logical. And they have to use data. But data and logic are insufficient to motivate action.

Cuando Eck involucra el uso de datos en su interesante aporte no lo hace de forma irreflexiva. El componente empírico debe ser el sustento de cualquier construcción teórica que pretenda hacer una aproximación científica, y por lo tanto falible, en la explicación del crimen.

Es por ello por lo que no podemos guiarnos por teorías demasiado complejas o abstractas que traten de explicar la absoluta integridad del fenómeno delictivo y, en tal proceso, perdernos en un lenguaje que divaga, que va a la deriva. Jock Young (2011), en su libro The Criminological Imagination, analiza a su homólogo en el campo de la Sociología, Wright Mills, y dice que este último distingue entre semantics and syntax cuando habla de contenidos: “semantics are words about reality, syntax are words in relation with each other” (p. 6). En este sentido, dice Mills (1954) que la “Grand Theory is drunk on syntax, blind to semantics” (p.34). Es decir, al tratar de nutrirse de tantas vertientes realiza elaboraciones grandilocuentes, pero se intoxica a la hora de hilar conceptos y se distrae alejándose de su verdadera finalidad: la comprensión de la realidad.

Si bien es cierto que algunas teorías demasiado complejas y pomposas tienen difícil aplicación práctica, existe otra forma de hacer Criminología. El discurso que apela a la inaplicabilidad de las hipótesis criminológicas queda en entredicho cuando se habla del enfoque Ambiental como forma de abordar el delito como evento.

Algunos ejemplos de este enfoque se plasman en los postulados del espacio defendible (Newman, 1972), el Crime Prevention Trough Environmental Design (CPTED), la Teoría de las Ventanas Rotas (Wilson y Kelling, 1982), la Teoría de la Elección Racional (Cornish y Clarke, 1986), la Teoría del Patrón Delictivo (Brantingham y Brantingham, 1981) o el Enfoque de las Actividades Cotidianas (Cohen y Felson, 1979), entre otros.

 

 

Referencias

Agustina, J. R. (2012). Premisas valorativas y enfoque práctico en la definición de una teoría criminológica. Revista Electrónica de Ciencia Penal y Criminología, 14(8). Recuperado de: http://criminet.ugr.es/recpc/14/recpc14-08.pdf

Brantingham, P. J. y Brantingham, P. L. (1981). Environmental Criminology. Thousand Oaks, California: Sage Publications.

Ceretti, A. (1992). Problemas epistemológicos de la Criminología. Montevideo, Uruguay: B de F.

Cohen, L., y Felson, M. (1979). Social change and crime rate trends: A routine activity approach. American Sociological Review, 44(4), 588-608.

Cornish, D. B., y Clarke, R. V. (coord.) (1986). The reasoning Criminal. New York City, New York: Springer-Verlag.

Eck, J. E. (2007). The power of a good theory. Conferencia impartida en el Jill Dando Institute, University College London. London, UK.

Felson, M. (2006). Crime and Nature. Thousand Oaks, California: Sage Publications.

Mills, C. W. (1954). IBM Plus Reality Plus Humanism = Sociology, en I. L. Horowitz (ed.), Power, Politics and People: The Collected Essays of C. Wright Mills. New York City, New York: Ballantine Books.

Newman, O. (1972). Defensible Space: Crime Prevention through Urban Design. New York City, New York: Macmillan.

Wilson, J. Q. y Kelling, G. L. (1982). Broken windows: The police and neighborhood safety. The Atlantic. Recuperado de: http://www.theatlantic.com/magazine/archive/1982/03/broken-windows/304465/

Young, J. (2011). The Criminological Imagination. Cambridge, UK: Polity Press.

CRIMINA participará en el proyecto europeo PERICLES

En el nuevo marco de innovación e investigación europeo, Horizonte 2020, la Unión Europea ha plasmado su enorme preocupación por investigar las grandes cuestiones que afectan a los ciudadanos comunitarios, centrándose en la resolución de problemas concretos de áreas esenciales de la vida diaria. Este sería, por ejemplo, el caso de la seguridad ciudadana en general y de la lucha contra las diferentes ideologías radicales y violentas en particular, capaces de poner en peligro la cultura europea de la libertad y la justicia.

PERICLES

Por ello, el objetivo general de PERICLES (Policy recommendation and improved communication tools fo law enforcement and security agencies preventing violent radicalisation) es desarrollar un enfoque integral para prevenir y combatir la radicalización violenta y el extremismo, centrándose especialmente en los procesos de radicalización de individuos. Para alcanzar sus objetivos, PERICLES considerará ideologías violentas religiosas, extremo-derechas y extremoizquierdas, haciendo especial hincapié en los riesgos relacionados con la propaganda violenta consumida a través de entornos digitales. Asimismo, ofrecerá avanzadas técnicas de contra propaganda específicas para cada grupo de objetivos. Además, con este proyecto se reforzará la cooperación entre las autoridades competentes en el tratamiento y prevención de la radicalización violenta. Por lo tanto, la estrategia integral de prevención propuesta desde PERICLES se dirigirá tanto a las agencias de seguridad y justicia, como a técnicos penitenciarios, trabajadores sociales, formadores e incluso familiares de las personas afectadas.

Coordinado por el Criminological Research Institute of Lower Saxony, PERICLES es un proyecto de 36 meses de duración y 3 millones de euros que actualmente está en proceso de firma y que dará comienzo en mayo de 2017. Conformado por varias multinacionales, universidades del mayor prestigio y agencias públicas de seguridad, finalmente 15 socios procedentes de más de 9 países europeos estarán implicados.

El centro CRÍMINA para el estudio y prevención de la delincuencia de la Universidad Miguel Hernández de Elche tiene una importante participación de doble naturaleza en PERICLES. En primer lugar, CRÍMINA, a partir de los principales resultados obtenidos en su proyecto CiberHache, desarrollará en PERICLES una herramienta de detección del discurso violento y radical en el ciberespacio. Asimismo, CRÍMINA analizará a lo largo de varios informes la compleja dimensión legislativa en materia de lucha contra la radicalización en la Unión Europea.

CRÍMINA acogerá en junio el III Simposio de la SEIC

El centro Crímina para el estudio y prevención de la delincuencia, en colaboración con la Sociedad Española de Investigación Criminológica, organiza el III Simposio de Investigación Criminológica que se celebrará los días 29 y 30 de junio de 2017 en el edificio “La Galia” del Campus de Elche de la Universidad Miguel Hernández.

Bajo el título Aplicando a la realidad social el saber criminológico, el objetivo principal de este simposio es abrir aún más el saber criminológico y orientarlo a la solución práctica de problemas delincuenciales de la sociedad. La madurez que ha adquirido la criminología en nuestro país nos obliga a dar pasos adelante y a tratar de hacer aún más aplicado y real el conocimiento criminológico desarrollado por los socios de la SEIC. Con el Simposio, pues, se pretende compartir experiencias e información, aprovechando las posibilidades proporcionadas por la coincidencia, durante unos días, en un mismo espacio físico de trabajo, y facilitar así la reflexión y el establecimiento de cooperaciones en proyectos comunes. Es un buen momento para establecer iniciativas encaminadas a la aplicación práctica de nuestro conocimiento a las exigencias que la sociedad nos requiere en cada uno de los ámbitos investigadores que nos ocupan.


Texto e imagen: http://www.criminologia.net/congresos2017.html

CRÍMINA (UMH) y Diputación Provincial de Alicante impulsan la Cátedra Costa Blanca de Turismo, Bienestar y Seguridad

La fortaleza del turismo en la Provincia de Alicante se debe a múltiples factores, pero también a la capacidad de sus municipios de proporcionar un ambiente tranquilo, seguro y de bienestar a sus visitantes. Su excelente reputación como destino turísticos confiable, junto a la experiencia tranquila de quienes visitan una provincia con innumerables atractivos, han consolidado la Costa Blanca como un destino tremendamente atractivo.

Captura

En este contexto, la Diputación Provincial de Alicante ha firmado un convenio con la Universidad Miguel Hernández de Elche para crear la “CÁTEDRA COSTA BLANCA DE TURISMO, BIENESTAR Y SEGURIDAD”, presentada el pasado 18 de enero en la importante Feria Internacional de Turismo (FITUR). Esta cátedra estará destinada al estudio de la actividad turística en la provincia de Alicante desde la perspectiva del bienestar, la seguridad integral y la mejora de la experiencia turística de los visitantes.

El objetivo principal de esta cátedra es generar información científica de rigor obtenida a través de metodologías precisas e interdisciplinares que, puesta al servicio de los organismos públicos gestores del turismo de la provincia, permita el desarrollo de nuevas herramientas y políticas públicas que potencien e incrementen la calidad de la experiencia turística de los visitantes, la reputación de la provincia de Alicante como destino vacacional y la convivencia entre visitantes y residentes habituales.

Esta cátedra permitirá, asimismo, analizar y conocer los retos de futuro globales a los que se enfrenta el sector turístico de la provincia, haciendo un diagnóstico realista de la situación para profundizar en el análisis y adelantarse a situaciones de incertidumbre o amenaza como el Brexit.

El trabajo conjunto entre la Universidad Miguel Hernández de Elche, que celebra este año su vigésimo aniversario, y el Patronato de Turismo Costa Blanca, supondrá un paso más tanto en la voluntad de la UMH de cercanía social e implicación en los sectores más relevantes de la Provincia, como en la estrategia de turismo inteligente del Patronato, para, desde el conocimiento, reforzar la marca reputacional y, así, aumentar la fidelización del turista.


Foto: http://www.elperiodic.com/palicante/noticias/484225_gobierno-provincial-universidad-elche-crean-c%C3%A1tedra-costa-blanca-turismo-bienestar-seguridad.html
Otras noticias relacionadas:
http://www.elperiodic.com/palicante/noticias/484225_gobierno-provincial-universidad-elche-crean-c%C3%A1tedra-costa-blanca-turismo-bienestar-seguridad.html
http://www.lavanguardia.com/local/valencia/20170118/413475031917/crean-la-catedra-costa-blanca-turismo-bienestar-y-seguridad.html
http://www.teleelx.es/n171851-La-UMH-y-Diputacion-impulsan-la-Catedra-Costa-Blanca-de-Turismo.html
http://www.lasprovincias.es/agencias/valencia/201701/18/crean-catedra-costa-blanca-869834.html
http://cadenaser.com/emisora/2017/01/19/radio_elche/1484833911_666388.html

CRIMINA celebrará el I International Congress on Crime and Cyberspace

A lo largo del jueves y el viernes 1 y 2 de diciembre, el centro CRÍMINA para el estudio y prevención de la delincuencia de la Universidad Miguel Hernández de Elche organiza eI International Congress on Crime and Cyberspace. Challenges for the 21th Century, Radicalism and hate on the Internet: from understanding towards prevention. Dirigido por el Dr. Fernando Miró Llinares, Decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de Elche y Director del Centro Crímina, y financiado por la Conselleria d´Educació, Cultura i Esport de la Generalitat Valenciana, este congreso internacional reunirá durante dos días en el Campus de Elche a gran cantidad expertos de la academia y de instituciones nacionales e internacionales en torno a varias sesiones en las que se analizará en profundidad las diferentes dimensiones de un fenómeno tan complejo y tan presente en la agenda pública y mediática como es el de la comunicación violenta y la difusión del odio y la radicalización en Internet.

Inaugurado por el Rector Magfco. de la Universidad Miguel Hernández de Elche D. Jesús Pastor Ciurana, en este I International Congress on Crime and Cyberspace  los asistentes podrán disfrutar de 17 comunicaciones  con los análisis más incisivos en materia de límites de la punición del discurso del odio en el ciberespacio, radicalización en Internet en el contexto del terrorismo yihadista, o, finalmente, el odio, violencia y radicalización en Internet.

i-international-congress-crime-and-cyberspace

Captura

PROGRAMA DEL CONGRESO

JUEVES 1 DE DICIEMBRE DE 2016

9,00 h. INAUGURACIÓN

  • Sr. Jesús Pastor Ciurana (Rector Magnífico de la Universidad Miguel Hernández de Elche)
  • Sr. Fernando Miró Llinares (Decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de Elche y Director del Centro Crímina de la Universidad Miguel Hernández de Elche) 

 

1ª SESIÓN

9,30-10,30 h.

  • Clive Walker (Professor of Criminal Justice Studies, University of Leeds)

 10,30 – 11,00 h. Descanso

11,00 – 12, 00 h. Conferencia:Prof. Guillermo Portilla Contreras (Catedrático de Derecho penal, Universidad de Jaén)

12,00 – 14,00 h. Mesa: “La punición del discurso del odio en el ciberespacio”

  • Juan Luis Fuentes Osorio (Profesor Contratado Doctor. Universidad de Jaén)
  • Samuel Rodríguez Ferrández (Profesor Contratado Doctor de Derecho penal, Universidad de Murcia)
  • Rafael Alcácer Guirao (Profesor Titular de Derecho penal, Universidad Rey Juan Carlos)
  • Víctor Gómez Martín (Catedrático Acreditado de Derecho penal, Universidad de Barcelona).

 

2ª SESIÓN

16,00 – 19:30 h. Mesa: “Radicalización en Internet en el contexto del terrorismo yihadista”

  • Miguel Olmedo Cardenete (Catedrático de Derecho penal, Universidad de Granada)
  • Miguel Ángel Cano Paños (Profesor Titular de Derecho penal, Universidad de Granada)
  • Manuel Cancio Meliá (Catedrático de Derecho penal, Universidad Autónoma de Madrid)

 

VIERNES 2 DE DICIEMBRE DE 2016

3ª SESIÓN

9:30 – 10:30 h Conferencia: Prof. Eric Heinze (Professor of Law and Humanities, University of London)

10,30 – 11,00 h.  Descanso

11,00 – 14,00 h.  Mesa: Límites del ejercicio de la libertad de expresión y discurso del odio”

  • Göran Rollnert Liern (Profesor Titular de Derecho Constitucional, Universidad de Valencia)
  • Fernando Rey Martínez (Catedrático de Derecho Constitucional, Universidad de Valladolid)
  • Íñigo Ortiz de Urbina (Profesor de Derecho penal y Criminología, Universidad Complutense de Madrid)
  • Tomás de Domingo Pérez (Profesor Contratado Doctor de Filosofía del Derecho, Universidad Miguel Hernández de Elche

 

 4ª SESIÓN

16,00 – 18,00 h. Panel: “Odio, violencia y radicalización en Internet”

  • Miguel Ángel Aguilar García (Fiscalía Provincial de Barcelona. Servicio de Delitos de Odio y Discriminación. Fiscal Coordinador)
  • Fernando Miró Llinares (Decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de Elche y Director del Centro Crímina de la Universidad Miguel Hernández de Elche)

18,00 h. Clausura

Toda la información en el siguiente enlace.

La participación de CRÍMINA en el 72nd Annual Meeting de la ASC

Entre el 16 y 19 de noviembre, la ciudad de Nueva Orleans acoge el famosísimo encuentro anual de la American Society of Criminology, que celebra su 72ª edición. Para aquellos que no conozcan a esta relevante sociedad científica, en su web oficial dicen que:

The American Society of Criminology is an international organization whose members pursue scholarly, scientific, and professional knowledge concerning the measurement, etiology, consequences, prevention, control, and treatment of crime and delinquency.

Como sabéis, este evento reúne a los mejores especialistas de todo el mundo en materia de criminología, política criminal, seguridad ciudadana, etc. Desde el centro CRÍMINA para el estudio y prevención de la delincuencia, el Dr. Fernando Miró Llinares participará con dos ponencias derivadas de los resultados obtenidos en el proyecto CiberHache,  el último proyecto de I+D financiado por el Ministerio de Economía y Competitivad centrado en el análisis de la comunicación violenta y el discurso del odio en el ciberespacio. Con títulos Cyber Hate Speech on Social Neighborhoods: An Examinantion of Temporal and Spatial Dynamics of Paris Attacks Twiter After Charlie Hebdo: a Taxonomy of Violent Communication In Cyberspaceambas comunicaciones pretenden dar a conocer esta nueva linea de investigación de CRÍMINA.