Categoría: Sin categoría

Protegi2.0+: Estudio sobre el alcance de fraude económico en mayores

30Teresa Díez Ros

Criminóloga y psicóloga. Investigadora en el Centro CRÍMINA.

Resulta imprescindible recordar la situación de vulnerabilidad que en diferentes ámbitos sufre este colectivo en la sociedad actual y reivindicar la importancia que tienen las políticas sociales y la concienciación social a la hora de favorecer el envejecimiento activo y saludable en esta etapa de la vida con el fin de reducir la prevalencia en los diferentes tipos de maltrato a los que pueden estar sometidos un alto porcentaje de las personas mayores.

En la actualidad sigue existiendo un gran secretismo y muy poca conciencia social sobre el maltrato hacia los mayores. De hecho, es una realidad oculta que no se percibe todavía como un problema acuciante[1], es decir, se presume latente pero aún no ha llegado a extenderse numéricamente. Prueba de ello es que son muy pocos los casos denunciados. Por un lado, se puede dar el caso de que la persona maltratada no sea consciente de que sus derechos están siendo vulnerados. Por otro lado, este tipo de delitos son cometidos mayormente en la intimidad, con ausencia de testigos, y, en muchas ocasiones, las víctimas prefieren no hablar del maltrato sufrido, bien sea por los vínculos afectivos o de dependencia que le unen a su maltratador o por el miedo a posibles represalias, intentando evitar con su silencio dañar la convivencia. Y es que, generalmente, este tipo de conductas se suelen dar en el marco de una relación interpersonal de confianza o de cuidado, como puede ser a nivel familiar, institucional, social, etc.

La OMS refiere que 1 de cada 10 personas mayores ha sufrido malos tratos en el último mes. Esta situación refleja la necesidad de realizar encuestas de victimización al respecto puesto que son muy pocas las investigaciones realizadas en este ámbito y mínimas las fuentes de información existentes.

Para analizar en mayor profundidad la situación de vulnerabilidad de este colectivo, es importante saber que por maltrato se entiende cualquier acción voluntaria que dañe o pueda dañar a una persona; cualquier omisión que prive de la atención necesaria para el bienestar de una persona y cualquier violación de sus derechos. De este modo, en función de las conductas que se llevan a cabo, el maltrato se puede clasificar en: físico, psicológico, sexual, económico y negligente o por desatención.

De entre todos los nombrados, el abuso económico es el que refleja las tasas más altas de victimización[2]. En el estudio llevado a cabo por el Centro Reina Sofía, Isabel Iborra (2008) refiere que el abuso económico o financiero consiste en la utilización ilegal o no autorizada de los recursos económicos o de las propiedades de una persona mayor. Incluye la apropiación, aprovechamiento o mal uso de las propiedades o dinero del anciano, la falsificación de su firma y la coacción para obligarle a firmar documentos (contratos o testamentos). Las principales consecuencias son incapacidad para pagar facturas, falta de servicios, desahucio y deterioro del nivel de vida.

Al respecto, existe un acuerdo generalizado en que el maltrato a los mayores crecerá inevitablemente a causa de los cambios demográficos que se están produciendo, los cuales conducen al envejecimiento de la población. En este sentido, según el Padrón Continuo (INE), a 1 de enero de 2016 en España había un total de 8.657.705 personas de 65 y más años, lo que implica un aumento respecto al año anterior, sobre todo en personas octogenarias, en una población total que disminuye[3]. Del mismo modo, la esperanza de vida al nacer cada vez es mayor y la tendencia es al aumento, en 2016 se fijaba en 85,4 años en el caso de las mujeres y en 79,9 años en los hombres, ubicándose dichas cifras entre las más altas de la Unión Europea.

Es importante tener en cuenta que prácticamente la totalidad de las personas mayores recibe alguna prestación económica del sistema público de pensiones, ya sea directamente o a través de la pensión del cónyuge. Parece que la crisis económica ha tenido menor impacto en las personas de más edad, probablemente porque estas tienen garantizados unos ingresos de la pensión, circunstancia que, en parte, ha contribuido a que las personas de más edad se hayan convertido en un colectivo especialmente vulnerable frente al fraude económico.

En este sentido,  la literatura científica ha puesto de manifiesto la existencia de factores de riesgo relacionados con la victimización por fraude económico en personas mayores (e.g. Marchiori, 2012; Pérez- Najera, 2010; Viano, 2004). Vivir solos, las dificultades para desplazarse, el aislamiento social, el desconocimiento en el uso de las TIC, desconocer las vías de denuncia, padecer una discapacidad tanto física como psicológica o el temor a represalias por parte de familiares y/o cuidadores, solo por citar algunos ejemplos, hacen a este colectivo especialmente vulnerable. De hecho, es el grupo de edad que sufre, con diferencia, mayor proporción de delitos y faltas contra el patrimonio (83,7% y 83,6% respectivamente), siendo objetivo de robos con fuerza, robos con violencia o intimidación y hurtos tanto en el ámbito familiar, como en el espacio público o en el ciberespacio. Esta vulnerabilidad limita en gran medida la realización de actividades cotidianas y, en definitiva, su bienestar cotidiano.

Por ello, desde la Universidad Miguel Hernández de Elche, a través de SABIEX: Programa Integral para mayores de 55 años en la UMH y para la promoción del envejecimiento activo y saludable y del Centro CRÍMINA para el estudio y prevención de la delincuencia, se está llevando a cabo, junto con el área de Bienestar Social de la Diputación Provincial de Alicante, Protegi2.0+ un estudio empírico sobre el alcance del fraude económico en personas mayores de la provincia, cuyo principal objetivo es conocer la prevalencia de la victimización por fraude e identificar los factores de vulnerabilidad y de protección relacionados con este tipo de ataques analizando los hábitos y rutinas de los mayores respecto a su actividad económica.

Es necesario fomentar el buen trato hacia las personas mayores, respetando su dignidad y sus derechos. La vejez puede y debe ser una etapa vital llena de potencialidades y es responsabilidad de toda la sociedad favorecer la participación de los mayores y reconocer su contribución a la transformación social.

 

images

[1] Ibáñez, J. G. La respuesta frente al maltrato familiar hacia las personas mayores. Un análisis socio-jurídico.

[2] Véase Iborra, I. (2008). Maltrato de personas mayores en la familia en España. Valencia: Centro Reina Sofía.

[3] Antonio Abellán García, Alba Ayala García, Pujol Rodríguez, Rogelio. El estado de la población mayor en España, 2017. Blog Envejecimiento [en-red], 14 de febrero, 2017. ISSN 2387-1512. Disponible en: http://bit.ly/2leYtZh

Concluyen las defensas de los TFM de la convocatoria de junio de los Másters oficiales del Centro Crímina

Ayer, martes 4 de julio, dio comienzo la última etapa de ambos másteres oficiales del centro Crímina (el Máster Universitario de Análisis y Prevención del Crimen [MAPc] y el Máster Universitario en Intervención Criminológica y Victimológica [MICv]): las defensas ante un tribunal de los Trabajos Final de Máster (TFM).

La defensa de un TFM viene regulada en el Real Decreto 1393/2007, de 29 de octubre, establece en el Capítulo IV (Art. 15.3), dedicado a las enseñanzas oficiales de Máster, que “estas enseñanzas concluirán con la elaboración y defensa de un trabajo de fin de Máster”, sin recoger ninguna otra disposición. En esencia, el TFM es un trabajo original  y científico, teórico o práctico, a través del cual el alumno aplica y desarrolla los conocimientos y capacidades adquiridas durante la realización del máster, siendo tutorizado por uno de los docentes expertos en la materia que haya escogido investigar.

A modo de aproximación a las temáticas criminólogicas investigadas por los alumnos de Crímina, algunos de los muchos trabajos final de máster que se defenderán durante estos días son los siguientes:

  • La experiencia traumática de la víctima de delito violento.
  • La victimización del turista en Magaluf
  • Modelos de atractivo masculino y violencia de género en la adolescencia
  • Maras y bandas latinoamericanas 
  • Menores víctimas de abuso sexual y el proceso penal español
  • Estudio descriptivo del fenómeno de victimización en las personas sin hogar
  • Del megáfono a Twitter. Comunicación en el mantenimiento del orden
  • Análisis espacio-temporal del terrorismo en África.  Una aproximación a la estimación del crimen mediante el uso de Sistemas de Información Geográfica. 
  • La estructura de la oportunidad en la corrupción empresarial

Enhorabuena a todos los alumnos que ya han defendido sus trabajos y mucho ánimo a los que esperan para la convocatoria de septiembre.

DD4epA3XcAAkVjj DD6DkUIXYAE-26z DD6fsg6XsAAuxHt DD6RI7CW0AA5gIW DD9U2dwWAAAa6AI DD41XQBXoAAPBT3 DD51u1pW0AMRUcs

Elena Fernández Castejón ha defendido su tesis doctoral en la UMH sobre la responsabilidad penal en las empresas

Bajo el título “Responsabilidad penal de los altos directivos y deberes de confianza empresarial”, el pasado miércoles 24 de mayo, Elena Fernández Castejón, docente e investigadora del Centro Crímina para el estudio y prevención de la delincuencia, defendió su tesis doctoral en el programa de doctorado en Criminología de la Universidad Miguel Hernández de Elche.  Su tesis doctoral, dirigida por el Dr. Fernando Miró Llinares discute sobre la Teoria de Agencias aplicada a la responsabilidad empresarial.

Según nos resume la propia autora del trabajo, la tesis comprende el siguiente contenido:

La tesis doctoral analiza cómo afectan los deberes de confianza empresarial a la responsabilidad de los altos directivos a partir del desarrollo de la Teoría de Agencias, tal y como ésta ha sido aplicada en el sistema estadounidense. A partir de la correcta aplicación de los deberes de confianza empresarial, trata de aportar criterios útiles para la individualización de la responsabilidad penal de los altos directivos en España. La tesis se ocupa de analizar qué relevancia, a la hora de determinar la responsabilidad penal de estos agentes de las organizaciones empresariales, desempeñan los denominados deberes fiduciarios, a partir de una teoría dogmática norteamericana que construye todo un complejo desarrollo normativo sobre las relaciones de confianza entre la organización empresarial y sus altos directivos, que es totalmente extrapolable a nuestro sistema jurídico. La teoría de agencias, pese a ser de obvio contenido mercantil, materia que, por tanto, ha tenido que ser profundamente abordada en este trabajo desde el ámbito del Derecho norteamericano, puede constituir un poderoso aporte para el juicio de valoración sobre cuándo un alto directivo ha incurrido en un concreto tipo penal perpetrado en el seno de la actividad empresarial. Además, la aplicación de esta teoría en los EE.UU. y la toma en consideración de los deberes de confianza a la hora de la determinación de la responsabilidad penal del alto directivo, también puede ayudarnos a comprender cómo deben separarse el juicio de imputación del hecho al agente y el de valoración del hecho como injusto para no mezclar elementos de atribución de conocimientos con la atribución de sentidos delictivos de las diferentes conductas. Para todo ello la tesis doctoral adopta, además, un planteamiento dogmático clásico, el de la doctrina de la imputación kantiana, desarrollado por HRUSCHKA y en España por SÁNCHEZ-OSTIZ y MIRÓ LLINARES, que no constituye un modelo de teoría del delito sino, más bien, un lenguaje explicativo de las instituciones del sistema del delito y del contenido del mismo que sirve, a nuestro parecer, como un adecuado vehículo de comunicación entre tradiciones jurídicas aparentemente tan alejadas como la anglosajona y la germánico-continental. La estructura de la presente tesis se encuadra, pues, en dicha finalidad del planteamiento descrito, dividiéndose en tres partes claramente diferenciadas: una primera, en la que se justifica la necesidad de la individualización de la responsabilidad penal en el seno de la empresa; una segunda parte, que focaliza su atención en la individualización de esta responsabilidad penal respecto a los altos directivos desde la perspectiva del sistema estadounidense; y una última y tercera parte, en la que, a partir de la Agency Theory, se analizan los deberes de confianza empresarial y sus implicaciones para la atribución de la responsabilidad de los altos directivos.

 

La reciente doctora contó con un tribunal de juristas y expertos nacionales en la materia, quienes evaluaron su trabajo con gran interés. La presidenta del tribunal, Mirentxu Corcoy, estuvo acompañada por Víctor Gómez, Miguel Olmedo, Pablo Sánchez-Ostiz y Miguel Díaz García Conlledo; todos ellos, prestigiosos catedráticos de Derecho Penal.

Defensa Tesis Elena

Comienzan los exámenes de junio de los títulos propios del centro Crímina

Durante esta semana, los más de 600 alumnos de los diferentes títulos propios del centro Crímina para el estudio y prevención de la delincuencia (Detective Privado, Seguridad y Ciencias Policiales [SECIP] y Director de Seguridad) realizaran los exámenes de junio correspondientes a este curso académico 2016/17 de manera presencial; excepto los alumnos del Experto Universitario en Gestión y Dirección de Seguridad, quienes pueden examinarse a través del campus virtual.

EXAMENES FEBRERO 2015 CRIMINA

Igualmente, ya se trate del Máster Oficial en Intervención Criminológica y Victimológica (MICv) o del Máster Oficial en Análisis y Prevención del Crimen (MAPc) durante las próximas semanas, los más de 150 alumnos realizarán los exámenes de ambos másteres oficiales, de manera presencial o a través del Campus Virtual del Centro Crímina. 

A todos nuestros alumnos les deseamos mucha suerte con las evaluaciones y que tengan un feliz verano.

Crímina recibe, un año más, a profesores y estudiantes de la Universidad de Texas en San Antonio (UTSA)

El Centro Crímina para el estudio y prevención de la delincuencia 18716699_10213609573413312_1130655853_nha recibido, un año más, la visita de profesores y estudiantes del Departamento de Justicia Criminal (CRJ) de la Universidad de Texas en San Antonio esta semana. El viaje de los estudiantes norteamericanos, se realiza en el marco del Acuerdo de Colaboración suscrito por ambas instituciones e impulsado por los directores de Crímina y el Departamento de Justicia Criminal de UTSA. Con él, se pretende promover acciones de formación e investigación en áreas de interés común.

Durante su estancia en Elche, los estudiantes y profesores de la Criminal Justice visitaron las instalaciones del Centro Penitenciario de Foncalent, las instalaciones del Colegio de Abogados de Alicante, así como a la Jefatura de la Policía Local de Elche, donde incluso pudieron ver una demostración de la actividad de los perros policía.

Además, los visitantes de la Criminal Justice (UTSA) visitaron, como cada año, las instalaciones del centro Crímina, acogidos por las exposiciones que los investigadores Francisco Javier Castro, Ana Belén Gómez y Asier Moneva hicieron sobre las últimas investigaciones que están llevando a cabo.

18718461_10213609573493314_2089805041_n 18685706_10213609573373311_1202161766_n 18741252_10213609573333310_1202212435_n18718218_10213609573293309_2063335065_n 18762335_10213609573453313_490459089_n

Más allá del Derecho. O por qué una graduada en Derecho decide especializarse en criminología.

anabel. jpgAnabel Litarte Martínez 

Graduada en Derecho (UA)
Alumna del Máster en Intervención Criminológica y Victimológica (curso 2016/2017)

Desde que empecé a estudiar el Grado en Derecho he sentido especial atracción por la asignatura de Derecho Penal. Cuando me matriculé en el último curso elegí el itinerario de Administración de Justicia con deseos de profundizar más en el Sistema de Justicia Penal. Con ello, decidí formalizar mis prácticas universitarias en el Centro Penitenciario Alicante I donde tuve la oportunidad de colaborar con todo el Equipo Técnico del centro. Decidí entonces que ese era mi camino, quería preparar las oposiciones para Jurista de Instituciones Penitenciarias. Pero, antes de ello, sentía la necesidad de aprender algo más, quería ir más allá del estricto ámbito jurídico y encontrar la posibilidad de estudiar los distintos fenómenos delincuenciales que se dan en nuestra sociedad.

 Por ello, me lancé hacia la búsqueda de un máster que se adaptara a mis necesidades. No me costó demasiado dar con la oferta formativa del Centro Crímina. Navegué por su web comparando el programa de asignaturas de cada máster y me decanté sin dudarlo por el Máster en Intervención Criminológica y Victimológica. Me causó gran interés la forma en que están organizadas las asignaturas y la posibilidad que ofrece de elegir un itinerario relacionado con el tratamiento con delincuentes o con víctimas, otorgando así la especialización en uno de esos dos ámbitos.

 Me quedé enganchada a la página web de Crímina navegando por todos sus rincones y, si todavía no estaba convencida en cursar este máster, la información que encontré sobre el cuerpo docente y los profesionales que hacen posible el trabajo realizado en este Centro me convenció. En ese momento, ya no sólo quería completar mi formación, sino tener la posibilidad de ser partícipe de toda esa gran labor de investigación.

 Totalmente convencida de la opción elegida, me matriculé en el Máster en Intervención Criminológica y Victimológica esperando con ganas el comienzo del curso. Ahora mismo, a punto de terminar el Máster estoy totalmente satisfecha de mi elección. La docencia impartida en cada asignatura ha contado con profesionales de distintos ámbitos sobre todo jurídico, psicológico y criminológico. Se trata de profesionales dedicados tanto a la investigación universitaria como a profesiones del ámbito público que, además de impartir docencia, nos dan la oportunidad de conocer sus experiencias profesionales.

Yo en concreto me matriculé en la modalidad semipresencial para poder sentir la cercanía de los profesores y del Centro Crímina. Aun así, la posibilidad que ofrecen al emitir las clases en directo y la completa y rápida disponibilidad con los docentes  no diferencia en modo alguno a la modalidad a distancia. He de decir que el curso no ha sido fácil ya que además de contar con un buen número de asignaturas, el estudio del contenido teórico debe ir complementado a la realización de trabajos prácticos durante todo el curso. Estos trabajos prácticos, además de estar totalmente relacionados con el temario, te ayudan a asimilar los conceptos teóricos así como posibilitar la puesta en práctica del contenido de la asignatura. Llegado este momento, miro atrás y el trabajo realizado ha sido plenamente satisfactorio. La dedicación a este máster ha sido completa no tan sólo porque el curso así lo exige sino porque ha resultado de gran interés el estudio de todas las asignaturas.

Dentro del programa de asignaturas, se encuentran las prácticas externas. El Centro Crímina dispone de convenios para la realización de prácticas en múltiples centros e instituciones donde el alumno puede formalizar sus prácticas. En mi caso, opté por realizar las prácticas en el propio Centro Crímina donde tuve la posibilidad de colaborar en distintos proyectos que se están desarrollando actualmente en el centro. De este modo, he sido partícipe de la labor investigadora de Crímina siendo una grata experiencia sobre todo por la colaboración con el resto de investigadores que hacían que el trabajo resultara mucho más fácil. Disfruté tanto del período de prácticas que me resultó algo breve por lo que continué colaborando en el Centro Crímina a través de una de las becas que otorga la propia Universidad.

 De este modo, he conseguido no tan sólo ampliar mi formación en el ámbito criminológico sino también ser partícipe de la actividad de un centro de investigación en este ámbito como es el Centro Crímina. Dicho esto, el Máster en Intervención Criminológica y Victimológica ha superado con creces mis expectativas.

3 MICV 2017

Ya disponible el programa definitivo del III Simposio de Investigación Criminológica

El III Simposio de Investigación Criminológica “Aplicando a la realidad social el Saber criminológico”, que se celebrará en la Universidad Miguel Hernández, en Elche, los días 29 y 30 de junio, ya dispone del programa definitivo (descárgalo haciendo clic aquí).

HORARIO DE COMIENZO Y FINALIZACIÓN DEL III SIMPOSIO DE LA SEIC

Jueves 29 de junio
8:00-8:45 Registro y entrega de documentación

Viernes 30 de junio
13:00 Clausura

Durante el Simposio, se contará con una mesa redonda plenaria el 29 de junio (11:00-12:30) en la que intervendrán Juanjo Medina Ariza (University of Manchester), Lucía Summers (Texas State University) y Laura Vozmediano Sanz (Universidad del País Vasco) – Modera Fernando Miró Llinares -. Para la clausura del Simposio, intervendrá Santiago Redondo Illescas (Universidad de Barcelona), con “Narrativas criminológicas en la literatura picaresca” (10:30-12:00) -Modera Vicente Garrido Genovés -

Además, para finalizar el Simposio, el viernes 30 de junio, se ha organizado una comida en el Restaurante “La Almadraba”, en la Isla de Tabarca, para todos aquellos que deseen disfrutar de la misma. 

Esta isla está situada a unos 8 km del puerto de Santa Pola. Es la isla más grande de la Comunidad Valenciana y la única habitada. Está rodeada por murallas, que en la actualidad son Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural. Además está declarada Reserva Marina desde el año 1986.

Isla de Tabarca

Para mayor información, indicamos los siguientes enlaces:

http://www.alicanteturismo.com/isla-tabarca-alicante/
http://www.alicante.es/es/contenidos/isla-tabarca

Para inscribirte, se deberá rellenar el siguiente formulario, antes del 31 de Mayo de 2017: 

Formulario Inscripción

Una vez clausurado el Simposio, a las 13:00 horas, nos desplazaremos desde la Universidad hacia el Puerto de Santa Pola, lugar de embarque hacia la isla. Para llegar hasta allí, se pondrá a la disposición de los socios un autobús que volverá a la Universidad desde el Puerto de Santa Pola 18:00 horas.

Aquellos que quieran tener libertad de horario, se pueden desplazar con medios propios hasta el Puerto de Santa Pola, teniendo en cuenta que los barcos de vuelta salen cada 30 minutos, siendo el último a las 20:00 horas (la ida será la misma para todos, sobre las 13:30-14:00 horas).

El precio completo (transporte, barco y comida) es de 40€.
Para ver el menú, entrar en el siguiente enlace

Toda la información en http://www.criminologia.net/congresos2017.html 

¿Porqué especializarse en análisis y prevención del crimen?

i4DxR-oR_400x400 Silvestre Cabezas (@cabezascrim)

Criminólogo. Estudiante del Máster en Análisis y Prevención del Crimen.

Cuando terminé el Grado en Criminología decidí hacer un máster para especializarme en un campo concreto y poder aplicar de una manera más práctica y específica lo aprendido durante los años de carrera y, para qué engañarnos, porque a día de hoy un máster resulta de gran utilidad e incluso, en muchos casos, algo imprescindible. Para elegirlo tomé en consideración tres condiciones esenciales: una era que fuera oficial, dado que luego quería hacer el doctorado; otra que ofreciera flexibilidad a la hora de realizarlo dado que no podía llevarlo a cabo de manera presencial debido a que estoy cursando el Grado en Psicología; y la última que fuera de calidad, ya que me gastaba el dinero que fuera en algo que mereciera la pena. Embarcado en esta búsqueda, un gran amigo me habló del Centro Crímina y sus dos másters. Por aquel entonces no conocía en detalle el centro, simplemente sabía de su existencia pero no me había dedicado a profundizar en ello. Gracias a la recomendación de mi amigo me interesé por la oferta de postgrado que tenía, me metí en su página web y estuve investigando el programa de asignaturas que lo componían, la distribución de los créditos y la metodología que seguía. Cuando vi ambos másters no me resultó difícil decidirme por el Máster en Análisis y prevención del crimen ya que, como analista de conducta criminal, me resultaba mucho más interesante la idea de estudiar el crimen pero, sobre todo, de analizarlo.

Mi trayectoria hasta entonces había sido dentro del CriminalProfiling y consideraba oportuno y necesario ampliar ese análisis del crimen a otras facetas del mismo más allá del clásico perfil criminológico. Investigando también sobre la trayectoria del centro Crímina descubrí que era un centro puntero en España en cuanto a investigación criminológica científica, sobre todo desde un enfoque ambiental, dentro del cual se trabajaba el análisis geográfico del delito. Estos dos datos fueros especialmente relevantes para mi decisión de cursar el máster en Crímina. En primer lugar, lo poco que había visto de Criminología Ambiental durante la carrera hizo que me interesara por esta disciplina criminológica que estudia el evento criminal en vez de seguir el enfoque clásico. Me parecía una aproximación con mucha mayor proyección a la hora de abordar un fenómeno tan complejo como es un delito. A su vez, esta perspectiva se hacía desde una metodología científica, de manera que se propiciaba, por un lado, la formación científica que toda ciencia que se precie requiere y, por otro, la investigación científica, ambas tan necesarias en nuestro país sobre todo en el campo de la criminología. En segundo lugar, dentro de la perfilación criminal lo que menos había trabajado había sido perfil geográfico y sabía que Crímina trabaja con él y cuestiones relacionadas como mapas del delito, hotspot, etc.

Continuando con este proceso de búsqueda de información también tuve en cuenta el profesorado, algo esencial a la hora de elegir una formación y valorar la calidad de la misma. El centro Crímina cuenta con un amplio elenco de profesionales de distintas disciplinas y que ocupan un lugar destacado dentro de cada uno de sus ámbitos y reconocimiento nacional e internacional. Algunos de ellos ya los conocía por sus trabajos e investigaciones que había leído previamente y a otros tenía la enorme suerte de poder considerarlos amigos y, por supuesto, conocer de primera mano su calidad como docentes y profesionales. En definitiva, el Máster en Análisis y Prevención del Crimen era el que más se adecuaba a mis intereses y que ofrecía una mayor calidad acorde a lo que esperaba encontrar en unos estudios de postgrado, así que me decidí a hacerlo.

Ahora bien, todo esto fue a priori. A día de hoy ya casi voy a terminar el máster y puedo hablar con conocimiento de causa de qué es lo que me he encontrado y mis experiencias durante la realización del mismo. En primer lugar, quiero mencionar que las asignaturas me están resultado de gran interés, especialmente las relacionadas con análisis geográfico en las que se trata con software geográfico que era lo que yo quería trabajar de manera especial.  Todas tienen una parte práctica importante lo que, a mi entender, hace mucho más atractivo el máster dado que muchas veces durante la carrera hay una saturación de contenidos teóricos pero falta la aplicación de los mismos. A su vez, me permite adentrarme mucho más en el campo de la Criminología Ambiental, sobre todo por el material facilitado por los docentes que, si bien el que aportan ya de por sí es bueno, además están facilitado mucho material adicional para aquellos que queramos profundizar en cuestiones concretas del mismo.

Así mismo, la disponibilidad de todos los docentes, las rápidas respuestas a las cuestiones planteadas y el trato es excelente y muy de agradecer, sobre todo en una metodología online como es la de este máster. También he de decir que es una buena metodología porque me da total flexibilidad para gestionar mi tiempo como mejor crea, aunque exige autodisciplina a la hora de ponerme a hacer los trabajos y estudiar, como es lógico y normal. El sistema está planteado de manera que se facilita el contenido teórico en documentos escritos y, a su vez, se dispone de videoclases para ayudar a una mejor compresión del mismo o para ampliar materia, las cuales me están resultando de gran interés y utilidad. Los trabajos que se exigen están totalmente relacionados con los contenidos teóricos y es una buena forma de ver si realmente estoy asimilando los conceptos.

También he adquirido una visión más completa de la Criminología pero, fundamentalmente, basada en un conocimiento científico de calidad a través de las diversas asignaturas y profesores, porque es necesario hacer investigación pero, si esta no es científica, no sirve de mucho. El máster te da la base para que puedas hacerlo y adentrarte en el apasionante mundo de la investigación criminológica científica, siendo el trabajo fin de máster es una muy buena oportunidad para ello. Lo cierto es que estoy muy contento y satisfecho con la realización del mismo. Ha cumplido mis expectativas con creces y, no sólo eso, sino que encuentro una utilidad real en mi día a día de lo que voy aprendiendo a lo largo del mismo. Sin duda, lo volvería a elegir dado que es, a mi entender, el mejor máster de análisis científico del fenómeno criminal.

ANUNCIO FB MAPc 2017-001

Niños psicópatas, ¿realidad o ficción?

Autora: Profesora Zora Esteve Bañón.

Para algunos especialistas, utilizar el concepto “psicopatía infantil” es inapropiado y evitan aplicar este término a niños pequeños. Por eso, tienden a hablar de conflictos prácticos y éticos, de dificultades de adaptación, o como mucho, de precursores de trastornos de la personalidad, haciendo hincapié en lo que puede significar para un niño llevar tal etiqueta. Pero la evidencia científica y clínica indica que la mayor parte de las personas diagnosticadas como psicópatas comienzan a manifestar rasgos de personalidad característicos de este trastorno a una edad muy temprana. La psicopatía no surge de repente, sin manifestarse previamente, en la edad adulta. Y las características que la definen algunas veces se muestran ya en los primeros años de vida (Hare, 2003). Y al igual que lo que sucede con la mayoría de los trastornos que son diagnosticados en adultos, la investigación revela que la psicopatía es un síndrome que consiste en un conjunto estable de rasgos de personalidad, actitudes y comportamientos desadaptativos que tienen su origen en la infancia, habiéndose llegado a encontrar síntomas de él en niños de entre 6 y 10 años (Silva, 2009).

Aunque tradicionalmente se ha establecido que las decisiones diagnósticas en relación con los trastornos de personalidad deben ser realizadas en el periodo de la postadolescincia, hay evidencias de que un número de rasgos de personalidad psicopática, si no todo el trastorno, aparece en los primeros años de vida (Lynam, 2002).

Uno de los problemas asociados a este constructo, y que probablemente influya en la renuncia a calificar a niños o adolescentes como personalidad psicopática, es que, en adultos, tiende a confundirse la psicopatía con el trastorno antisocial de la personalidad (TAP), a partir de los 18 años, y en niños y adolescentes (entre los 15 y los 18) se identifica con el trastorno disocial (TD) o el trastorno negativista desafiante (TND). Sin embargo, aunque haya puntos de contacto entre ellos, existen también diferencias en importantes aspectos.

En este sentido, los niños que tienen predisposición a desarrollar una psicopatía adulta se mostrarán más egocéntricos e inflexibles en sus exigencias ante sus padres o el resto de personas. No cederán porque sí, lo harán presionados por una amenaza de castigo, aunque siempre intentarán salirse con la suya. Este egocentrismo se incrementará conforme crezcan.

A causa del destacado interés en su propia persona, estos niños muestran a menudo explosiones coléricas y ataques de rabia. No soportan que les contradigan.  Las emociones innatas o primarias como la sorpresa, la ira, el miedo, la curiosidad, etc. Son evidentes casi desde el nacimiento, y así lo niños más pequeños son capaces de mostrar sus emociones. La ausencia de éstas puede interpretarse como una predisposición al desarrollo de la psicopatía.

Los niños aprenden la empatía a través del proceso de socialización. Los padres y otros adultos hacen que el menor vaya observando de qué modo sus acciones afectan a los demás. No obstante, estos niños parece que tienen muchas dificultades para admitir que los sentimientos ajenos deben tomarse en cuenta. Su falta de empatía es la puerta hacia la crueldad. Pueden torturar a los animales domésticos, y molestar a sus amigos y/o hermanos. Se entiende que, realmente, no les importa lo que les pueda suceder a los demás, incluyendo sus seres “más queridos”.

Desde muy pequeños empiezan a mentir, engañar y manipular. Además, realizan estas conductas con mucha convicción Por otro lado, si en alguna ocasión se les descubre mintiendo, carecen de nerviosismo e incluso pueden llegar a negarlo todo. La mayoría de instrumentos que evalúan la psicopatía consideran la mentira persistente, a lo largo de todo el desarrollo infantil, como un síntoma importante de este constructo.

La adolescencia puede ser un periodo inicial de manifestación de la psicopatía. Durante él, los padres pueden comenzar a comprender que a su hijo le pasa algo, ya que no se comporta como los demás.

Por todo lo explicado anteriormente, no me gustaría terminar sin comentar que, aunque mucha gente se pueda sentir incómoda aplicando la etiqueta diagnóstica de psicópatas a estos jóvenes, no se debe perder de vista la realidad: existe un síndrome con unos rasgos de personalidad y unas características que advierten problemas a largo plazo, independientemente de cómo le llamemos. Los jóvenes con estas características deben tener especial atención por parte de los expertos en la conducta desviada y en el hecho criminal, para intentar evitar, en lo posible, futuros comportamientos violentos.

Rousseau dijo: “El hombre nace naturalmente bueno, es la sociedad lo que lo corrompe” ¿Estáis de acuerdo?

We-Need-To-Talk-About-Kevin-DI

Foto: http://www.sky.com/tv/movie/we-need-to-talk-about-kevin-2011

Referencias

Hare, R. D. (2003). The psychopathy checklist–Revised. Toronto: ON.

Lynam, D. R. (2002). Fledgling psychopathy: A view from personality theory.

Silva, T. C. (2009). La medición de la psicopatía en el contexto del Sistema de Justicia Juvenil en España. Universidad de Valencia: Tesis Doctoral.

III Simposio de Investigación Criminológica en Elche (29-30 junio)

SEMINARIO ELCHE

El Centro Crímina para el estudio y prevención de la delincuencia, en colaboración con la Sociedad Española de Investigación Criminológica, organiza el III Simposio de Investigación Criminológica que se celebrará los días 29 y 30 de junio de 2017 en el edificio “La Galia” del Campus de Elche de la Universidad Miguel Hernández.

Bajo el título “Aplicando a la realidad social el Saber criminológico”, el objetivo principal de este simposio es abrir aún más el saber criminológico y orientarlo a la solución práctica de problemas delincuenciales de la sociedad. La madurez que ha adquirido la criminología en nuestro país nos obliga a dar pasos adelante y a tratar de hacer aún más aplicado y real el conocimiento criminológico desarrollado por los socios de la SEIC. Con el Simposio, pues, se pretende compartir experiencias e información, aprovechando las posibilidades proporcionadas por la coincidencia, durante unos días, en un mismo espacio físico de trabajo, y facilitar así la reflexión y el establecimiento de cooperaciones en proyectos comunes. Es un buen momento para establecer iniciativas encaminadas a la aplicación práctica de nuestro conocimiento a las exigencias que la sociedad nos requiere en cada uno de los ámbitos investigadores que nos ocupan.

El periodo para el envío de contribuciones se abrió ayer, día 5 de marzo, y los envíos pueden ya realizarse siguiendo las indicaciones abajo proporcionadas.

 

INSCRIPCIÓN

Plazo de Inscripción y matrícula: Hasta el 20 de abril de 2017
Precio: 75 €
PROCEDIMIENTO DE MATRICULACIÓN: estará disponible en breve en la web http://www.criminologia.net/congresos2017.html

CONTRIBUCIONES

Plazo para el envío de contribuciones: desde el 5 de marzo al 5 de abril de 2017
Evaluación por el comité científico: 5 al 10 de abril de 2017

TEMAS PROPUESTOS PARA CONTRIBUCIONES:

-Delincuencia y Justicia juvenil.
-Género y delincuencia.
-Miedo al delito.
-Gestión del riesgo e intervención.
-Delincuencia violenta.
-Control formal: Justicia, Policía y Prisiones.
-Criminología Ambiental.
-Cibercriminalidad.
-Terrorismo y delincuencia organizada
-Violencia intrafamiliar.
-Prevención de la delincuencia.
-Teorías y métodos en Criminología.
-Victimología.
-Otros temas.

ENVÍO DE CONTRIBUCIONES:

Podrán participar en el III Simposio de Investigación Criminológica, mediante la presentación de comunicaciones, todos los socios de la SEIC, previa inscripción en el simposio de, al menos, uno de los autores. Cada autor podrá presentar un máximo de tres aportaciones.
Los trabajos presentados, que deberán ser originales y no haber sido publicados con anterioridad, deberán versar sobre cuestiones de interés criminológico, ya sea:
• Una revisión teórica de algún aspecto relevante
• Investigaciones o estudios empíricos realizados o en curso
• Experiencias o intervenciones prácticas significativas

Los resúmenes de los trabajos se remitirán para su valoración enviándolos a la dirección de correo electrónico simposio3-seic@crimina.es antes del 5 de abril de 2017. El resumen no podrá superar las 300 palabras y deberá ajustarse a los formatos que se indican más abajo. Todos los resúmenes que no cumplan estos criterios serán devueltos a los autores para que se adecúen al mismo.
• Formato para los trabajos empíricos – El resumen deberá contener los siguientes campos: tema de investigación e hipótesis de partida; descripción de los datos, los métodos usados para la obtención de los datos y los procesos de análisis de los mismos; los principales resultados o conclusiones.
• Formato para los trabajos teóricos – El resumen deberá incluir lo siguiente: tema de estudio o premisas de partida; esquema detallado de la argumentación seguida; principales conclusiones.

Todos los autores y coautores podrán obtener un certificado de presentación de su aportación, siempre que estén inscritos previamente en el simposio.