Categoría: Sin categoría

CONGRESO INTERNACIONAL “REALIDAD EMPÍRICA Y DERECHO PENAL: ABORDANDO LA BRECHA, TENDIENDO PUENTES”

1

 

El CENTRO CRÍMINA organiza los próximos días 17  18 de marzo el Congreso Internacional “Realidad empírica y Derecho Penal: abordando la brecha, tendiendo puentes”, en el marco del Proyecto Nacional NEXO: Criminología, evidencias empíricas y Política Criminal. Sobre la incorporación de datos científicos para la toma de decisiones en relación con la criminalización de conductas. Puedes consultar el programa aquí: PROGRAMA WEB 2

En este evento se reunirán 16 expertos referentes a nivel tanto nacional como internacional para hablar de diferentes temas de actualidad en el ámbito del Derecho Penal y la Criminología. Se trata de un evento que se ha planteado en torno a cinco grandes temas sobre los que expondrán cinco ponentes referentes y ampliamente reconocidos en las distintas temáticas. Por un lado, contaremos con la conferencia del profesor Paul H. Robinson de la Universidad de Pensilvania, y que versará su ponencia sobre las intuiciones de justicia y su teoría del merecimiento empírico. Paul H. Robinson es a día de hoy uno de los penalistas más reconocidos internacionalmente y especialmente prolífico. Es un ex fiscal federal y consejero del Subcomité del Senado de los Estados Unidos sobre leyes y procedimientos Penales.

Paul H. Robinson

 

Posteriormente, intervendrán en la mesa temática el Catedrático de Derecho Penal y Director del Centro CRÍMINA Fernando Miró, y el profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, Daniel Rodríguez Horcajo. 

Tras esta primera mesa, se dará paso durante la tarde a la segunda conferencia a cargo de la Catedrática de Derecho y Criminología de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona Elena Larrauri, y que nos hablará de una de las temáticas criminológicas por excelencia: la prisión. Elena Larrauri es reconocida nacional e internacionalmente por sus líneas de investigación sobre el sistema penitenciario, los antecedentes penales, el sistema de penas y el análisis de género en el sistema de justicia.

Elena Larrauri

 

Posteriormente, en la mesa temática contaremos con la Catedrática de Derecho Penal de la Universidad de Valencia Vicenta Cervelló Donderis y el profesor titular de Derecho Penal de la Universidad de Granada Miguel Ángel Cano Paños.

Para finalizar la tarde, la tercera conferencia será del Catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Málaga José Luís Díez Ripollés, y que nos hablará sobre el papel de la Política Criminal en las políticas públicas y en las Ciencias Penales.

José L. Diéz Ripollés

La mesa temática posterior contará con la intervención del Catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Granada Jesús Barquín Sanz, el Catedrático de Derecho Penal de la Universidad de la Laguna Fernando Guanarteme Sánchez Lázaro y el profesor titular de Derecho Penal de la Universidad de Jaén Juan Luis Fuentes Osorio.

Al día siguiente, comenzaremos con la conferencia del profesor de la Universidad de Vanderbilt Christopher Slobogin. El profesor Slobogin es autor de más de 100 publicaciones en materia de Derecho y procesal, Derecho de la salud mental y Derecho probatorio. Es uno de los cinco profesores de Derecho y Procesal más citados de los Estados Unidos, según el Informe Leiter, y ha publicado en las revistas más prestigiosas. Ha sido colaborador en tres grupos de trabajo de la Asociación Americana de Abogados y ha sido presidente del grupo de trabajo de esta Asociación encargado de revistar los Estándares de Salud Mental en la Justicia Criminal y del equipo de Evaluación de Florida de esta Asociación para el Proyecto de Implementación de la MOratoria de la Pena de Muerte. Actualmente, es ampliamente reconocido por sus últimas líneas de investigación que versa sobre la incorporación de las herramientas de valoración del riesgo en el sistema de justicia, y los principios que deben guiar éstas. Por ello, durante su conferencia nos hablará de los algoritmos y la inteligencia artificial en el sistema de justicia penal.

Christopher Slobogin

 

Sobre esta misma temática intervendrán posteriormente la profesora titular de Derecho Penal de la Universidad de Valencia Lucía Martínez Garay, y el profesor titular de Derecho Penal de la Universidad de Zaragoza Asier Urruela Mora.

Para finalizar el Congreso, contaremos con la conferencia del profesor Thomas Nadelhoffer de la Universidad de Charleston y que nos hablará sobre la biopredicción. Nadelhoffer es un filósofo experimental que emplea herramientas y el conocimiento procedente de la psicología y la ciencia cognitiva.

Thomas Nadelhoffer

En la mesa posterior contaremos con el profesor de Derecho Penal de la Universidad de Barcelona Vicente Valiente y con el profesor de Psicología de la Universidad Miguel Hernández Carlos Falces.

Con todo, el Congreso Internacional se nos presenta como una oportunidad única de encontrarnos con los máximos referentes de hoy de distintas temáticas y un foro donde, a buen seguro, se debatirá extensamente sobre cuestiones y problemas que tanto el Derecho Penal como la Criminología afrontan actualmente. Asimismo, tendrá lugar en el Aula Misteri d’Elx del Edifico Torrevaíllo de la Universidad Miguel Hernández, y es un Congreso abierto a todo el público hasta completar el aforo. Puedes inscribirte aquí.

¡PARTICIPA EN NUESTRO NUEVO ESTUDIO!

Internet y las redes sociales han cambiado por completo nuestra forma de comunicarnos. Hoy en día, la mayoría de nosotros tenemos redes sociales donde compartimos todo tipo de contenido y mensajes, y damos a conocer así nuestras opiniones acerca de todo tipo de temas: política, religión, entretenimiento, etc. En el mismo sentido, a través de estos medios podemos conocer las opiniones sobre el resto de personas. En no pocas ocasiones surgen debates intensos, políticamente incorrectos y por los que alguien puede sentirse ofendido. El objetivo de este estudio es conocer tu opinión acerca de este tipo de comunicación. Anímate y participa. El cuestionario no te ocupará más de 10 minutos y tu opinión es importante. Además, este estudio persigue fines puramente académicos y es anónimo.

Podéis acceder mediante el siguiente enlace:

random

 

MUCHAS GRACIAS POR TU PARTICIPACIÓN

Dudas con las estadísticas policiales, democratización del derecho y “cientismos”

CRÍMINA estadísticas policiales

 

Por Redacción CRÍMINA

El Centro CRÍMINA para el estudio y la prevención de la delincuencia de la Universidad Miguel Hernández (UMH) organizó los pasados 12 y 13 de diciembre de 2019 el International Seminar on Evidence Based Criminal Law bajo el epígrafe “Reviewing the Basis, Reassesing the Scope” y financiando por la Conselleria d’Educació, Investigació, Cultura i Esport en el marco de  las subvenciones para la organización y difusión de Congresos, Jornadas y Reuniones científicas, tecnológicas, humanísitcas o artísticas de carácter internacional (AORG 2019). El evento, celebrado en la sala Misteri del edificio Torrevaíllo del campus de Elche, contó con la participación de destacados expertos procedentes de distintos puntos de España e incluso también con profesores procedentes de la Universidad de Lausanne (Suiza).

La jornada arrancó con la inauguración por parte de Fernando Miró Llinares, director del Centro CRÍMINA de la UMH y catedrático de Derecho Penal de la Universidad Miguel Hernández, quien dio la bienvenida a los presentes, muchos de ellos alumnos de Derecho y de Derecho y Administración y Dirección de Empresas de la Universidad Miguel Hernández.

El profesor Jesús Barquín (Universidad de Granada) hizo de moderador en la primera mesa que llevaba por título “El alcance democrático del Derecho Penal” y en la que intervinieron los expertos Jesús María Silva Sánchez (Universidad Pompeu Fabra) y Daniel Varona Gómez (Universitat de Girona). Fue un inicio muy potente.

Silva Sánchez, entre otras muchas ideas, reseñó que en EE UU la democratización de la justicia penal se entiende como lo opuesto a la burocracia, en el sentido de mayor participación del pueblo, como por ejemplo, a través de los jurados.

 

 

Democratización del Derecho

“¿De qué hablamos cuando hablamos de la democratización del derecho. Pues también se puede entender como una crítica a los tribunales constitucionales. Hablar de constitucionalismo no es lo mismo en EE UU que en Alemania”, dijo, entre otras muchas ideas.

Durante el debate posterior, lanzó la pregunta de ¿qué pasa cuando saber Derecho te fastidia el sentido común?, para significar: “Yo no puedo decir que 12 hombres o mujeres justos no impartan mejor justicia que los jueces”, confrontando esta reflexión con que el hecho de defender que para algo debe haber servido a jueces y magistrados haber estudiado Derecho y haber acumulado años de experiencia profesional.

Llegado el turno de Daniel Varona Gómez, éste explicó que la democratización del Derecho Penal puede ser una mayor participación de la sociedad tanto en la génesis como en la aplicación.

“¿La participación de la sociedad en la justicia a través del jurado nos lleva a más o menos castigo?”. “En los casos en los que la mujer mata a un hombre tras agredirlas, los tribunales profesionales ven el dolo como arma y el jurado ve el dolo como un suceso global. La pregunta más difícil es ¿por qué el jurado es menos punitivo en estos casos que la Justicia Profesional?”, manifestó Varona, a lo que en el debate que se abrió tras su intervención dijo, como reflexión general, Fernando Miró: “Me preocupa mucho el penalista con datos. Eso no es ciencia”.

 

CRÍMINA estadísticas policiales-d010-4777-8bdd-9c105444004d

 

“Cientismos”

En la segunda mesa redonda, “La ciencia de Derecho Penal”, el propio profesor Fernando Miró habló del Derecho Penal ante los “cientismos”. “¿Puede el Derecho Penal sin ninguna base científica resolver los problemas de ese derecho Penal?”, señaló.

Seguidamente, la profesora Myriam Herrera, de la Universidad de Sevilla, con su alocución que llevaba por título “Naturalismo punitivo y Derecho Penal: ¿festín democrático o fiesta caníbal? quien conjugó biología, selección natural, historia y criminología, incidió, entre otras ideas, en que el delincuente “se define por sus autoengaños, trasgrede las normas que él considera positivo, que valora”. Finalmente, Ana B. Gómez Bellvís señaló los límites metodológicos de la medición de la opinión publica que debe ser valorada para informar la toma de decisiones político-criminales.

 

Tras las enriquecedoras aportaciones de Miró, Herrera y Gómez, se entró en la tercera y última mesa del primer día: “Exclusión y responsabilidad penal”. Los profesores Javier Cigüela (Universidad Abad Oliva, CEU) y José Luis Martí (Universidad Pompeu Fabra) nos ilustraron en una sesión moderada por José Ramón Agustina (Universidad Internacional de Cataluña). Cigüela optó por el tema de la exclusión social y legitimidad política del castigo, mientras que Martí tocó el asunto de los derechos políticos de los presos y el hecho de que la mayoría de los estudios se hayan centrado en su derecho al sufragio.

 

 

b36d81ce-3e87-499a-ae62-f19a2f6bce7f

 

¿Estadísticas policiales?

Tras una tarde muy provechosa, el Seminario Internacional  continuó el viernes 13 con Íñigo Ortiz de Urbina, de la Universidad Complutense de Madrid, y Mariona Llobet, de la Pompeu Fabra de Barcelona, en la cuarta mesa bajo el epígrafe “¿Evidencias empíricas o verdades por repetición?”.

Ortiz de Urbina nos ilustró con un gran número de datos y estadísticas y planteó la duda de si todas las cifras reflejan ciertamente la realidad, mientras que Llobet puso sobre la mesa la cuestión de si el 95% de la prostitución en España es forzada. A su juicio, más allá de ser una afirmación genérica, del llamado “boca a boca”, no existe ningún estudio científico riguroso, datos contrastados que lo certifiquen.

“El estrés postraumático es peor en la prostitución que en la guerra de Vietnam”, dijo, según un trabajo que cita la UE de 2014 y que sirve de base abolicionista para varios países. “Las cifras se basan exclusivamente en estimaciones”, remarcó Llobet

La quinta mesa que se denominó “Las tendencias del crimen y su relación con la legislación”, tuvo como protagonistas a los profesores Marcelo Aebi (Universidad de Lausanne), Antonia Linde (Universitat Oberta de Catalunya), Stefano Caneppele (Universidad de Lausanne). Aebi habló de los orígenes de “crime trends”, Linde de la poca fiabilidad de las estadísticas y Caneppele acerca de por qué, y utilizando una llamativa presentación basada en pack man, las estadísticas no son un éxito.

Por último, la  última mesa que trató sobre la incorporación de evidencias de otras áreas de conocimiento en Derecho Penal estuvo compuesta por la profesora Elena B. Fernández Castejón que nos habló sobre las herramientas de valoración del riesgo, Esther Sitges que nos expuso las aportaciones de la psicología social en el ámbito normativo y la profesora Cordelia Esteve que presentó las evidencias empíricas entorno al acoso escolar y las estrategias de prevención.

Un seminario en definitiva con ponentes de primerísimo nivel que propiciaron un intercambio de ideas y opiniones muy enriquecedor.

 

Todo ello no hubiera sido posible sin contar con el apoyo de la Generalitat Valenciana y por el que estamos muy agradecidos

Logo Conselleria Innovació

¿Prisión permanente revisable si fueras tú la persona acusada?

Prisión permanente revisable Crímina

 

Por Redacción CRÍMINA

Desde hace unos pocos años el debate en España sobre la prisión permanente revisable está encima de la mesa. Sobre todo cuando vuelven a surgir casos mediáticos en el que la persona juzgada se puede ver abocada a ella, todo ello en medio de una gran presión social.

En el trabajo de  investigación realizado por Ana B. Gómez Belvis y Carlos E. Faces Delgado y publicado este año en la Revista Electrónica de Criminología se partía de la hipótesis de que, ante la misma información sobre un delito  específico, la perspectiva de procesamiento afectaría  a  la  expresión  de  las  actitudes  punitivas, reflejando  cambios  en  el  apoyo  a  la  prisión permanente revisable (PPR).

Más concretamente, los participantes expuestos al  caso-escenario desde  la  perspectiva  del  actor, en comparación con aquellos expuestos al mismo desde la perspectiva del  observador, elegirían penas menores, serían menos retributivos y mostrarían menor apoyo a la PPR para  un  supuesto  de  asesinato  múltiple.

De acuerdo con este planteamiento se ha observado en el estudio de los dos autores señalados que, en primer lugar, más del 60% de la muestra que juzga la comisión del delito por parte de una tercera persona entiende que las penas máximas y justas son las de 25 o 30 años de prisión. En el caso de los participantes que optaban por una opción de PPR lo hacían con respecto a aquella cuya primera revisión se produce a los 15 años de cumplimiento.

Sin embargo, ante el mismo caso-escenario, pero siendo los participantes los protagonistas de éste, es decir, los acusados del delito, se ha observado cómo la preferencia por la PPR  se vuelve casi  anecdótica. Esto es, si los participantes se evalúan a ellos mismos como acusados de un delito grave, en su amplia mayoría (un 84%) prefieren que la pena máxima a cumplir sea de 25 años.

 

No son un fenómeno inmutable

En este punto los científicos señalan que a los sujetos  del grupo-actor  no  se  les  preguntaba  por  la  sanción  que  les resultara  más  conveniente,  sino  que  eligieran  aquella que a su juicio fuera considerada la justa en atención al hecho cometido.  Estos resultados sugieren que las preferencias hacia el castigo sobre delitos graves no son un fenómeno inmutable, sino que podría verse influido por  la  perspectiva  desde  la  que  se  presenta  la información  para realizar  el juicio,  tal  y  como  indica para otro tipo de juicios la literatura en el ámbito de la Psicología Social.

Por otro lado, podría objetarse que, en realidad, el menor punitivismo mostrado entre los casos escenarios en este estudio se debe a  que  el  supuesto planteado  presentaba  una  situación de  acusación, no teniendo los sujetos la certeza de la comisión del delito. Sin embargo, en una replicación del presente diseño de investigación llevada a cabo por Fernando Miró Llinares en la que presentaba el mismo caso-escenario, pero dando a los participantes la certeza  de  que  la  persona  había cometido el delito, los resultados muestran que el efecto de la manipulación de la perspectiva de procesamiento de la información (presentada en primera persona o en tercera) sigue produciendo diferencias estadísticamente significativas. En relación con la cuestión de por qué o para qué se castiga, es decir, la función  que  atribuyen  los participantes a  la  pena, se  ha  podido comprobar  que ambos grupos evaluados muestran que la función es la propia de la retribución, si bien no se renuncia a que tenga  alcance  preventivo, según este estudio.

Asimismo, y en menor medida, se  entiende que  la pena  tiene que  tener una función incapacitadora o inocuizadora del delincuente. Estos resultados son convergentes con los conocidos estudios  llevados  a  cabo  por  Carlsmith,  Darley  & Robinson (2002) en  los  cuales  los  participantes mostraban que las razones para el castigo estaban más relacionadas con el merecimiento, aunque sin renunciar a razones de disuasión.

En definitiva, de conformidad  con  los  resultados  aportados  por  la investigación sobre las razones por las que se castiga a una determinada persona, cobra especial protagonismo el  merecimiento  como  forma  de  hacer  justicia (Carlsmith, 200831; Tyler, 2009).  En este sentido, el  hecho de  que  los resultados de ese estudio sean consistentes con la literatura sobre la función de la pena, pone de manifiesto la relevancia de las  diferencias  encontradas  entre  las  dos condiciones experimentales  en  cuanto  al  carácter  retributivo  que debe revestir la misma, según indican los autores.

Finalmente, y de acuerdo con lo esperado, el apoyo a la PPR también se ve modulado por la exposición de los participantes  al  escenario  en  el  que  son protagonistas u observadores. “Cabe destacar que, desde un punto de vista puramente lógico, no debería haber conexión entre el hecho de haber realizado una tarea consistente en imaginar un  escenario  hipotético  sin ninguna implicación de facto y las opiniones sobre una consecuencia  jurídica que,  como la  PPR, tiene  efectos reales  sobre  la  sociedad”, afirman los investigadores.

Si  bien  es  posible  que  en  el contexto de un “juego”, por conveniencia o por interés se  pueda  elegir  la  opción  menos  dañina  para  uno mismo,  dicha  respuesta  no  debería  afectar  a  una opinión o actitud frente al castigo de delitos graves que suceden  en  la  realidad.  Sin embargo,  los resultados de este estudio indican que el grupo que fue expuesto a la condición  de protagonista  del  caso-escenario no sólo mostró una tendencia de elección menos lesiva para ese supuesto en  concreto,  sino  que  dicha  tendencia  se  trasladó a los razonamientos de cuál es la función que debería cumplir la pena y el respaldo a una medida real y objeto de debate en la sociedad como es la PPR.

 

 

Prisión permanente revisable Crímina

¿Qué opina la sociedad española de la prisión permanente revisable?

Los resultados de este estudio no pueden tomarse como un diagnóstico sobre cuál  es la  opinión  de  la sociedad española acerca de la PPR, ya que éste no era el objetivo que se pretendía alcanzar.  Sin embargo, lo que sí plantean es  la  necesidad de considerar  los factores que pueden estar condicionando la valoración que realiza la ciudadanía sobre el castigo más adecuado para  determinados  crímenes.  De hecho, una  lectura crítica de estos resultados podría llegar a cuestionar la consideración  misma  de  la  opinión  ciudadana  como fuente  para la  toma  de decisiones  político-criminales (Silva  Sánchez,  2018;  Herrera  Moreno,  2018).

No obstante, la democratización de las leyes  penales nos interpela a conocer a la sociedad y sus intuiciones, en la medida  en  que  los  ciudadanos  se  tienen  que  ver obligados a respetar un Derecho penal que en el marco de  un  Estado  Social  y  Democrático de  Derecho es  el suyo propio. Además, frente al temor de las posibles consecuencias  que  la  toma  en  consideración  de  la ciudadanía pueda tener para el respeto a las garantías básicas de  nuestro  Derecho penal,  hemos de  recordar que en épocas pasadas fueron las propias percepciones de  injusticia  de  la  sociedad  las  que provocaron  la derogación de penas como la cadena perpetua por ser considerada  injusta  e  inhumana (Gargallo  &  Oliver, 2016).

 

Principio de humanidad

De  acuerdo con  lo expuesto  anteriormente, y  sin negar  que  la  motivación  principal  que  se  encuentra detrás  de  la pena  que  se  considera  justa  sería  la  del merecimiento,  tal  y como  se  ha mostrado de  manera reiterada  en  la  literatura  y  se  refleja  incluso  en  este mismo  estudio,  es  cierto  que  una  modificación  tan pequeña como la mostrada en este experimento podría facilitar  la  consideración  de  otros  principios  que informan al sistema de justicia penal y que también son considerados importantes por la sociedad: tales como el principio  de  humanidad  de  las  penas, proporcionalidad, legalidad, culpabilidad, entre otros.

En este sentido, los resultados de este estudio sugieren un horizonte esperanzador sobre  la utilización  de las intuiciones  de  justicia  de  la  comunidad,  ya  que  las mismas no están sujetas a un único escenario o a  una sola pregunta. Cuando se introduce este matiz se puede apreciar que lo que se denomina “opinión pública” no está solamente sujeta a cuestiones  punitivas, sino que también puede ser sensible a otros aspectos igualmente importantes como son las garantías básicas de las que cada uno de los sujetos quisieran gozar cuando fueran objetos del sistema penal (Miró-Llinares, 2019).

Al igual que  se  ha  observado  cuando  se  han  estudiado  las actitudes  punitivas  con  delitos  de  menor  gravedad, donde  los  ciudadanos  daban  soluciones  menos punitivas  que  los  propios  jueces (Varona,  2008; Adriaenssen & Aertsen, 2015), en el caso de los delitos más graves, como  los sujetos a  PPR, la consideración detallada de  cuál es  la opinión de  la sociedad debería tener  en  cuenta  que  estas  intuiciones  no  solamente estarían condicionadas por el carácter punitivista.

 

 

Prisión permanente revisable

Novedad

En cualquier caso, la principal limitación de este trabajo tiene que ver con  su  novedad,  ya  que  es  el  primero  en  el  que  se analiza  si  la  exposición  a  un  determinado  contexto imaginado hace  variar creencias que  a priori no serían maleables, como las actitudes hacia el castigo de delitos  graves.  Por  este  motivo, apuntan los autores,  es  especialmente importante  el  desarrollo  de  nuevos  estudios  que permitan  replicar los  resultados  encontrados  en  esta investigación.

Por  ejemplo,  para ambos investigadores sería importante  tener en consideración el efecto de variables como el género o el posicionamiento político pueden tener en la valoración de  la  información  como  protagonista  vs observador. Asimismo, otros factores como el estado emocional de los participantes deberían ser tenidas en cuenta, ya que muchos de estos estudios que se toman como referencia se  realizan  en  un  ambiente  que  podría favorecer  un estado emocional de indignación (Varona, 2011). Otros factores como la  certeza de la  comisión del delito  o el tipo de delito cometido pueden también tener un efecto en  la expresión  del  apoyo a  penas  más severas.   En definitiva, aunque se han cumplido pocos años desde la entrada en vigor de la PPR, en ese artículo se sugiere que todavía  queda  mucho  por  conocer  sobre  el  principal motivo aludido por el legislador para  su  introducción en nuestro sistema de justicia penal.

Miedo al crimen: entrevista en la Cadena SER a Javier Castro

da2b7962-22b0-4d4f-989d-873017e4492b

Radio Elche Cadena SER ha entrevistado recientemente a nuestro investigador Francisco Javier Castro Toledo, a raíz de la reciente publicación de su libro “Sociedad Tecnológica y Miedo al Crimen“. En esta entrada de nuestro blog puedes pinchar aquí por si quieres escuchar la entrevista, y también te acercamos a un pequeño resumen de su libro. La periodista Cristina Medina mantuvo una interesante charla con el científico del Centro CRÍMINA, en la que aprovecharon también para abordar distintos aspectos de actualidad.

Sociedad Tecnológica y Miedo al Crimen“, con prólogo de Fernando Miró, director del Centro CRÍMINA de la Universidad Miguel Hernández (UMH) y catedrático de Derecho Penal, es un destacado libro que recoge cuatro estudios empíricos basados en la recogida de indicadores emocionales en tiempo real que muestran la enorme utilidad que tienen para la investigación del miedo al crimen la biometría emocional en los modelos de investigación UX, la simulación de experiencias de victimización y cibervictimización a través de la realidad virtual o los análisis de contenido emocional en redes sociales online a través de técnicas de Big Data.

 

e70d20ac-4928-46e4-831d-5d49e9f387ff

Sociedad tecnológica

Tal y como se recoge en la publicación, tras más de medio siglo, la investigación criminológica ha mostrado un creciente interés por el análisis del miedo al crimen. Desde su definición hasta la perfilación de sus dimensiones, pasando por la detección de fenómenos asociados o el establecimiento de las metodologías más apropiadas para su mediación, lo que realmente sea el miedo al crimen ha resistido cualquier intento de reducción, conceptualización u operativización de amplio consenso.

Ello, tal y como se indica en “Sociedad Tecnológica y Miedo al Crimen”, ha dado como resultado su actual indefinición, la enorme dificultad para su medición científica y su naturaleza poliédrica. Desde la toma en consideración de esta triple caracterización, este trabajo analiza cómo la crisis del miedo al crimen, en cuanto constructo criminológico, no es tanto una crisis ontológica como una crisis metodológica con alcance ontológico.

Por ello -según se recoge en el libro del mencionado autor-, frente a las estrategias tradicionales de investigación centradas en medidas autoinformadas, en la actualidad se nos presentan excelentes oportunidades para mejorar nuestra comprensión de la naturaleza de este fenómeno a la luz de las metodologías de aproximación que ofrecen las nuevas tecnologías.

La publicación de Castro Toledo, profesor de Derecho Penal y Criminología de la UMH e investigador del Centro CRÍMINA para el estudio y la prevención de la delincuencia, ubicado en el campus de Elche, está editado en España por Edisofer S. L, en Argentina por Euros Editores S.R. L., y en Uruguay por B de F Ltda. El libro, de 184 páginas, forma parte de la colección “Actualidad criminológica y penal”

Como señala Francisco Javier Castro: “Sapere aude”

48681313-0d2c-4be2-ba11-acfb8f65cf7c

Nahikari Sánchez: “CRÍMINA siempre está trabajando de manera puntera en campos de un gran interés criminológico”

 c28c06cd127e323edcc773085567d703.28011

Por Redacción CRÍMINA

El currículum de Nahikari Sánchez, la coordinadora del Máster Oficial de Intervención Criminológica y Victimológica (MICv) que impulsa el Centro CRÍMINA de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche es impresionante: Premio del Área de Investigación Criminológica de la Federación de Asociaciones de Criminólogos de España, entregado en 2012 en el IX Congreso Español de Criminología (Girona); integrante de la British Society of Criminology, de la European Society of Criminology, de la American Society of Criminology, la Sociedad Española de Investigación de Perfiles Criminológicos (SEIPC), y de la Federación de Asociaciones de Criminólogos de España (FACE); además de ser especialista en herramientas de valoración y gestión del riesgo de reincidencia: delincuencia violenta, violencia en la pareja, delincuencia juvenil; victimología; política criminal: seguridad ciudadana, prevención e intervención; tratamiento y prevención de la delincuencia; delincuencia juvenil: bullying, ciberbullying, vandalismo, violencia en la pareja en adolescentes…

Pero además es coordinadora del grado de Criminología en la UNED de Pamplona, profesora de ese mismo grado en la UOC, así como presidenta de la Asociación Profesional de Criminólogos de Navarra, entre otras muchas cuestiones. Con todo este bagaje le hemos pedido que nos cuente qué le apasiona y qué destaca sobre todo de CRÍMINA.

Usted es coordinadora del Máster en Intervención Criminológica y Victimologica y da docencia también en el Máster Oficial de Análisis y Prevención del Crimen. ¿Qué destacaría de estos estudios?

Los másteres que se imparten en CRIMINA se caracterizan sobre todo por la gran calidad del profesorado, que además de docentes son investigadores en las materias que imparten, estando involucrados en los más recientes proyectos, y más punteros, de investigación nacional e internacional. Además, son másteres con una gran cantidad de prácticas. El Máster de Invervención Criminológica y Victimológica tiene, además, prácticas en Criminología que pueden cursar en la propia ciudad del estudiante, o si lo desean, también online. En cualquiera de los dos másteres se trata de estudios oficiales.

¿Por qué se hizo criminóloga? 

Creo que porque soy muy curiosa y analítica. Son dos de las cualidades que, creo, compartimos todos los criminólogos. El interés por conocer la realidad criminológica y acercarnos a la mejora de su detección, prevención y correcta intervención.

Actualmente ¿qué es lo que más le llama la atención o le apasiona de lo que esté investigando o abordando?

Ahora mismo me encuentro muy centrada en un proyecto de investigación sobre violencia en la pareja adolescente, llamado “Considerate igual”. Podéis entrar en su página web www.considerateigual.es y veréis la plataforma que estamos creando de apoyo y seguimiento a víctimas, agresores, también apoyo e información a familiares y amigos así como formación especializada a profesionales. Todo ello relacionado con la violencia en la pareja adolescente desde un prisma totalmente basado en la evidencia empírica y el análisis científico.

¿En qué situación está la profesión de criminólogo en este país?

Nos encontramos en un momento clave, ya que estamos siendo testigos de la creación del Consejo de Colegios de Criminólogos de España y de muchos Colegios Profesionales. Es un elemento clave y fundamental para que la profesión vaya asentando sus cimientos y podamos, entre todos, dar calidad y futuro a la Criminología. La formación criminológica es cada día mejor, de mayor calidad, y las investigaciones realizadas están a un gran nivel. Es el camino para seguir avanzando y conseguir encontrar nuestro hueco.

¿Qué diferencia a CRÍMINA de otros centros investigadores similares?

El Centro CRIMINA tiene una gran calidad de investigación, siempre está trabajando de manera puntera en campos de un gran interés criminológico. Con unos investigadores fantásticos es una gran factoría criminológica. Un centro estupendo para sacar lo mejor de la Criminología y de los criminólogos, con un ambiente de trabajo insuperable y muy motivador.

El centro CRÍMINA organiza una jornada sobre legitimidad de la justicia penal y el acceso a la justicia de los grupos vulnerables

El Centro CRÍMINA de la Universidad Miguel Hernández (UMH), en colaboración con la Conselleria de Justicia, Administración Pública, Reformas Democráticas y Libertades Públicas de la Generalitat Valenciana, ha organizado la Jornada “La legitimidad de la justicia penal y el acceso a la justicia de los grupos vulnerables”.

Bajo la dirección del profesor Fernando Miró Llinares, el evento tendrá lugar el 7 de noviembre, en la sala Misteri del edificio Torrevaíllo, en el campus de Elche. El acceso es libre previa inscripción, hasta completar aforo, a través del siguiente link: https://forms.gle/nLJpVZi2xfMQMCQD8

Distintos expertos participarán en esta jornada, que comenzará a las 10 horas y que será inaugurada por el Excmo. Sr. Mgfco. Juan José Ruiz Martínez, rector de la UMH, por el Ilmo. Sr. José García Añón, director general de Reformas Democráticas y Acceso a la Justicia en la Generalitat Valenciana, además de por Fernando Miró, director del centro CRÍMINA.

Durante la jornada se presentará, entre otros interesantes contenidos, el informe de resultados de la primera anualidad del Proyecto sobre legitimidad de la Justicia penal e impacto del acceso a la Justicia penal en las víctimas y los grupos vulnerables en la Comunidad Valenciana, a cargo del profesor ayudante de Derecho Penal de la Universidad Miguel Hernández e investigador del Centro CRÍMINA Francisco Javier Castro Toledo.

Tras una pausa, se organizará una primera mesa de trabajo sobre “ representantes de  grupos vulnerables”. En la misma participará el Dr. Antonio Luis Martínez Pujalte, profesor titular de Filosofía del Derecho de la Universidad Miguel Hernández y director de la Cátedra de Discapacidad y Empleabilidad TEMPE-APSA; la Dra. Cristina López Sánchez, profesora titular de Derecho Civil y directora de la Clínica Jurídica de la UMH; y D. Zurab Oganesyan, abogado y responsable del área jurídica de Fundación Elche Acoge.

Posteriormente, en una segunda mesa, que lleva por título “ Representantes de entidades relacionadas con la justicia”, intervendrán  la Unidad de Protección de Colectivos Vulnerables de la Policía Local de Elche; Jorge Payá Sellés, del Servicio de Violencia de Género y machista del Ayuntamiento de Petrer; y Jose Ramón López López, coordinador de Programas en Instituciones Penitenciarias y Adicciones en Fundación Diagrama.

A partir de las 16 horas está previsto que comience un interesante taller de trabajo con el que se culminará esta jornada.

 

Inscripciones gratuitas hasta el 7 de noviembre de 2019:

Inscripción

Programa

Un algoritmo para detectar el discurso de odio en pequeños entornos digitales

 

Por Asier Moneva

En un intento por entender qué factores hacen que el crimen se agrupe en lugares particulares en momentos específicos, los criminólogos ambientales han cambiado el enfoque de su análisis de la persona que comete o sufre el crimen al ambiente donde ocurre. Su premisa de partida es que las características de cada entorno favorecen o perjudican la delincuencia y que es posible intervenir en estos entornos para controlarla.

Recientemente se ha desarrollado el marco teórico Cybercrime and Place para extrapolar el análisis de los lugares del delito al ciberespacio. Ciertamente, parece contraintuitivo hablar de lugares en el ciberespacio, pero la connotación que la criminología ambiental da al concepto de lugar trasciende lo físico. Lo que cuenta de estos ciberlugares es que permiten la convergencia de personas y cosas. Y, en ausencia de guardianes, esta convergencia genera oportunidades para cometer delitos.

Un “nuevo” guardián en Twitter

En Twitter, los usuarios se relacionan constantemente con información publicada por otros usuarios en microentornos digitales definidos por la combinación de personas (es decir, cuentas de usuario), que dicen cosas (es decir, tweets) a otras personas (es decir, otras cuentas). La mayoría de las veces ésta es una actividad inofensiva, pero es posible que uno de estos tweets contenga un tipo de contenido radical llamado discurso de odio.

Cientos de millones de tweets se publican diariamente en Twitter. La policía y los proveedores de servicios examinan Twitter todos los días en busca de expresiones de odio para eliminarlas. Pero la incitación al odio es un fenómeno minoritario si tenemos en cuenta el contexto global de millones de mensajes que se publican en esta red social, y detectarlo en medio de tanto ruido se convierte en una tarea ardua. No es realista pensar por tanto que se pueda controlar todo el contenido publicado en Twitter. Sin embargo, los usuarios esperan que los administradores de esta red social así lo hagan.

Frente a este panorama, en el Centro Crímina hemos desarrollado un modelo de machine learning que se alimenta de los metadatos de cada tweet para determinar si contiene expresiones de odio con una precisión del 92%.

No es solo cuestión de semántica

La detección del discurso del odio plantea dos retos principales. En primer lugar, es complejo de definir y, por lo tanto, de delimitar. En segundo lugar, el dinamismo del lenguaje lo convierte en un fenómeno extraordinariamente adaptativo. Tradicionalmente se han utilizado enfoques semánticos para su detección. Estos enfoques consideran que un mensaje es discurso de odio si contiene ciertas palabras previamente clasificadas como radicales. Pero dependiendo del contexto, algunas palabras pueden ser engañosas y provocar una clasificación incorrecta.

Hemos utilizado un enfoque alternativo para superar las limitaciones de estos enfoques. En nuestra investigación planteamos la hipótesis de que las características de los microentornos digitales condicionan los patrones de discurso de odio. Basándonos en esta idea, hemos desarrollado un modelo de aprendizaje automático que se alimenta de los metadatos de cada tweet para determinar si contiene expresiones de odio con una precisión muy elevada, por encima del 90%. Utilizando una muestra de tweets enviados a través de Twitter tras el atentado terrorista de junio de 2017 en el Puente de Londres (N = 200.880), el presente estudio introduce un nuevo algoritmo diseñado para detectar mensajes de incitación al odio en el ciberespacio.

Mediante la aplicación de la técnica de clasificación de aprendizaje automático Random Forests (“bosques aleatorios” es una combinación de árboles de decisión donde cada árbol aporta un vector aleatorio con capacidad para clasificar un mensaje de forma independiente y que posteriormente se ensambla con los demás, componiendo un único árbol predictor), nuestro análisis viene a indicar que los metadatos asociados a la interacción y estructura de los tweets son especialmente relevantes para identificar el contenido que contienen. Por lo tanto, desde el Centro Crímina esperamos facilitar y reducir las tareas de análisis realizadas por la policía y los proveedores de servicios para mitigar el impacto de la incitación al odio en los usuarios de las redes sociales.

 

Asier Moneva es investigador FPU del Centro Crímina. Sus investigaciones se centran en el análisis y la prevención de la ciberdelincuencia.

CRÍMINA participa en el IV Simposio de Investigación Criminológica “Retos de la seguridad ciudadana en el ámbito local” en Granada

Los investigadores del Centro CRíMINA para el estudio y prevención de la delincuencia han participado en el IV Simposio de Investigación Criminológica “Retos de la seguridad ciudadana en el ámbito local” que se celebró los días 27 y 28 de junio en Granada. 

El evento ha sido organizado por la Sociedad Española de Investigación Criminológica con la colaboración de la Facultad de Derecho y el Instituto Andaluz Interuniversitario de Criminología en la Universidad de Granada. 

El área temática de esta edición ha sido “Retos de la seguridad ciudadana en el ámbito local” y se han organizado dos modalidades para contribuir en el mismo, las mesas redondas y los pósteres. 

Las mesas redondas, organizadas a través de los grupos de trabajo de SEIC, han abordado el tema central del Simposio desde las diferentes perspectivas teóricas y metodológicas. Por su parte, los autores de las contribuciones seleccionadas han tenido la oportunidad de presentar sus trabajos también en formato oral, en una sesión de presentaciones flash talk de los pósteres, en la que se han presentado las principales conclusiones de los trabajos.

El director del Centro CRÍMINA, Fernando Miró, ha participado en la mesa redonda “Nuevas tecnologías y seguridad en el ámbito local”, coordinada por el Grupo de Trabajo sobre Criminalidad y TIC. Por su parte, los investigadores de CRÍMINA José Eugenio Medina y Asier Moneva formaron parte de la mesa redonda “Análisis del delito en entornos urbanos”, coordinada por el Grupo de Trabajo sobre Criminología Ambiental. 

Además, los investigadores del Centro participaron en la sesión de pósteres. 

  • La rareza de las especies en el modelo CRAVED: disponibilidad VS valor y disfrute: Un estudio sobre los corales incautados en USA. Nacho Díaz Castaño. CRÍMINA, Universidad Miguel Hernández.
  • Justicia procedimental, legitimidad y grupos vulnerables en la Comunidad Valenciana: Principales resultados del proyecto NI1FORA. Elena B. Fernández Castejón. CRÍMINA, Universidad Miguel Hernández. 
  • La atribución de responsabilidad penal en contextos complejos: un estudio experimental de las intuiciones de justicia en la actio libera in causa. Ana B. Gómez-Bellvís (CRÍMINA, Universidad Miguel Hernández), Vicente Valiente Iváñez (Universidad de Barcelona), Fco. Javier Castro-Toledo (CRÍMINA, Universidad Miguel Hernández) y Carlos Falces (Universidad Miguel Hernández).
  • 100% sure fixed matches. Exploring the environmental features on alleged fixed sport matches websites and their networks. Asier Moneva (CRÍMINA, Universidad Miguel Hernández) y Stefano Caneppele (University of Lausanne). 
  • Explorando la victimología de agresoras sexuales: un análisis conjunto de configuraciones de casos. Alvaro J. Nerja. Estudiante de la Universidad Miguel Hernández.
  • Explorando la hipótesis de los efectos duales de los paradigmas de justicia: evidencias en población española. Francisco J. Castro-Toledo, Ana B. Gómez-Bellvís, Elena B. Fernandez Castejón y Fernando Miró Llinares. CRÍMINA, Universidad Miguel Hernández. 
  • “Miedo en 280 caracteres”. Un nuevo enfoque metodológico mixto para la evaluación en tiempo real del miedo al crimen en Twitter. Francisco J. Castro-Toledo (CRÍMINA, Universidad Miguel Hernández), Tobias Gretenkort (Institute for English, American, and Romance Studies, RWTH Aachen), Miriam Esteve (Centro de Investigación Operativa, Universidad Miguel Hernández) y Fernando Miró-Llinares (CRÍMINA, Universidad Miguel Hernández) 

simposio

CRÍMINA realiza el curso de verano “Lucha contra los delitos de odio” en colaboración con el Cuerpo Nacional de Policía

Con el título “Lucha contra los delitos de odio”, el Centro CRÍMINA para el estudio y prevención de la delincuencia, con la colaboración de la División de Formación y Perfeccionamiento del Cuerpo Nacional de Policía, impartirá  un curso de verano los próximos 17 y 18 de julio en la Universidad Miguel Hernández. 

El curso contará con la presencia de profesionales e investigadores que, a través de charlas y ponencias, abordarán diferentes aspecto de la lucha contra el odio. Así, se afrontarán temas como la comunicación violenta en el ciberespacio, la investigación del odio en la red, el odio en el deporte o los algoritmos predictivos para la detección del online hatespeech, entre otros relacionados con este fenómeno. 

PROGRAMA

Miércoles 17 de julio de 2018

9:00-9:30 Inauguración

10:00-11:30 Comunicación violenta y discurso de odio en el ciberespacio

- Fernando Miró (Catedrático de Derecho Penal y Criminlogía. Director del Centro Crímina).

11:30-12:00 Pausa-café

12:00-13:00 La Oficina Nacional de Lucha contra Delitos de Odio

- Carlos Morán Ferrés – (representante de la Oficina Nacional de Lucha contra Delitos de Odio de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior)

13:00-14:00 Programa de Delitos de Odio de la Unidad Central de Participación Ciudadana.

-Ponente a designar por la División de formación.

16:00-17:30 Protocolo de actuación sobre delitos de odio. Indicadores de polarización y simbología. Perfiles. Fases en la actuación policial, impartida por el Inspector Jefe Antonio Martín Jarabo, Jefe de la Brigada Local de Información de la Comisaría de la Policía Nacional de Elche. 

17:30-18:30 La investigación del odio en la Red.

-Santiago Calderón Tarí (Inspector de Policía Nacional. Jefe de Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante)

 

Jueves, 18 de julio de 2018

9:00-10:00 Ponencia FISCALÍA

Ponente Fiscal María Luz Morillas Alba, Fiscal delegada para Delitos de odio y discriminación de la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Alicante.

10:00-11:00 El odio en el Deporte.

-Iván José Bañó Llinares (Inspector de Policía Nacional. Jefe de Grupo de la Unidad de Prevención y Reacción de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Alicante y coordinador de seguridad del Estadio de Fútbol José Rico Pérez)

11:00-11:30 Pausa-café

11.30-13:30 Algoritmos predictivos para la detección del online hatespeech.

-Asier Moneva (Investigador del Centro Crímina para el Estudio y Prevención de la delincuencia).

13:30-14:30 Mesa redonda: representantes de diferentes colectivos.

16.30-18:30 Fyadis (Fundación para la Investigación Aplicada en Delincuencia y Seguridad)

 

 

Matrícula: http://universite.umh.es/fpogestion/aspx/Preinscripcion/Preinscripcion.aspx 

Lugar: Aula 1.3 Edificio Arenals Campus de Elx

Fecha: 17 y 18 de julio de 2018

Horas presenciales: 15

Horas online: 5


+ Información: https://umh.es/contenido/Estudiantes/:tit_fpo_10454/datos_es.html