Líneas de Investigación

Como centro universitario de investigación perteneciente a la Universidad Miguel Hernández, una universidad moderna especializada en la investigación, tal y como demuestran todos los rankings que la sitúan entre las tres mejores universidades españolas en productividad científica por profesor, Crímina ha llevado a cabo múltiples proyectos científicos, con resultados que han sido aplicados a la mejora de la seguridad y que se han presentado en los más importantes congresos nacionales e internacionales. Es por tanto su principal objetivo el desarrollo de estudios de investigación sobre diferentes aspectos de la delincuencia: desde sus formas y tipologías hasta sus efectos en las víctimas, pasando por el análisis de sus expresiones concretas en determinadas coordenadas espacio-temporales.

Proyectos desarrollados

Crímina aplica los conocimientos aportados por las teorías del crimen al análisis del delito en el ámbito urbano, rural y las zonas de costa y turísticas, detectando hotspots y patrones delictivos espacio temporales.

La investigación jurídica en derecho penal económico, en concreto aspectos como la responsabilidad penal de los asesores e intermediarios financieros o los precisos delitos económicos, constituyen un ámbito de investigación del Centro Crímina.

Las investigaciones científicas sobre la delincuencia de los jóvenes y la violencia sobre ellos proporcionan conocimientos para la intervención sobre determinados problemas como las bandas juveniles o la violencia en el ámbito escolar.

Desde el Centro Crímina se desarrollan proyectos en los que, a través de análisis geográficos del delito, se pretende mejorar la eficacia de la vigilancia de las vías y la reducción de los infractores al volante por medio de la disuasión. Crímina también realiza informes criminológicos sobre la peligrosidad criminal de conductores imputados por delitos contra la seguridad vial.

La aplicación de las teorías criminológicas y de las herramientas que proporciona el análisis del delito permite la optimización de los recursos policiales. Crímina viene desarrollando convenios de colaboración con la policía, mediante los que proporciona inteligencia a los cuerpos de seguridad y con la que sus responsables diseñan estrategias de vigilancia y supervisión.

Centro Crímina desarrolla investigaciones en las que, aplicando herramientas ad hoc, colabora con las autoridades judiciales, aportando información relevante sobre el riesgo de reincidencia de los delincuentes. Con ello, se pueden tomar decisiones sobre las distintas medidas e incluso sobre la propia sentencia.